Travesti Hidrocalida Sexo en Aguascalientes Mexico

Lo que les voy a relatar es 100% real y me ocurrio hace algunos años. Lo conocí en el Messenger de MSN, ya que él me agregó a sus contactos por un anuncio que puse aquí mismo, en Club Erótico. Fue el miércoles 11 de abril cuando coincidimos en línea y el lunes anterior, me había escrito por correo electrónico para ver a qué hora podíamos conectarnos para conocernos.

Total que el miércoles coincidimos como a eso de la 9 p. m. y empezamos a platicar sobre nuestros gustos en la intimidad, así que la charla se tornó más y más caliente al paso del tiempo. Él tiene 46 años, yo 36, ¡todo a la perfección!, yo le decía que mi inclinación es bi, inter con algo de experiencia y que últimamente, fantaseaba con hacerle sexo oral a un hombre vestida en lencería muy sexy.

¡Sí!, debo confesarles que hace poco descubrí el placer del travestismo y me encantó. Como es lógico, me he tomado algunas fotos de mi transformación femenina y en la charla, le comenté que deseaba ser tratada como chica y que me lo hicieran vestida muy provocativamente… Le pregunté si eso no le incomodaría y él me contestó que no, así que le empecé a pasar fotos mías vestida en bra, tanga, medias y liguero de encajes, a él le fascinaron, ¡¡mmmmm!!, incluso me dijo cosas como “¡estás muy buena!, ¡qué bárbara, ni mi mujer se ve así!, ¡ya me la paraste…!, ¡ese culito me lo como!, me gustaría que me la mamaras…, ¿te los comes?” y otra cosas por el estilo.

Mientras tanto, yo le seguí poniendo más imágenes mías, vestida en mini, con tacones, con tanga, en fin, le puse muchos tipos de ropita y lencería y él estaba muy excitado. Luego, yo le pregunté que si de verdad le gustaba tanto, él me respondió que sí, que tenía ganas de estar conmigo…, entonces le propuse “¿puedes ahorita?, me gustaría mamártela, papi”, me contestó que sí, ¡¡wooow, qué maravilla!!, pero añadió “pero ya ahorita”, yo le conteste que me tardaría un poco más si me vestía pero él me dijo que entonces ya no podría salirse de su casa por aquello de su esposa.

Así, nos pusimos de acuerdo y nos vimos cerca de la esquina de Av. Constitución y José Ma. Chávez, cada quien en su auto… y 15 minutos después, cuando yo llegué, él ya estaba ahí y me hizo señas así que me estacioné, enseguida él se bajó de su auto y se subió al mío… Charlamos un rato y fuimos a comprar unas cervezas pero ya pasaban de las 10 p. m. y no quisieron vendernos nada, ¡típico!.

En el trayecto, me contó que solo había tenido sexo gay en dos ocasiones, la primera en un cine y que solo se la habían mamado un rato. Le pregunté cómo había sido y él me comentó que le habían acariciado la pierna el que estaba junto a él, enseguida se dejó querer y de pronto, le pusieron la mano en su verga y se la empezaron a sobar… Yo, muy lista y dispuesta, aproveché para ponerle la mano sobre su verga y le pregunté “¿así?” mientras yo se la sobaba diciéndole “¡mmmmm!, ¡qué rico!” y él exclamaba “sí, así…”.

Como yo iba manejando, no pude hacer gran cosa pero cuando nos estacionamos, todo se fue poniendo más y más caliente… Yo seguí agarrándole la verga y él me contaba que era muy activo sexualmente, que había hecho tríos y casi de todo. Sentí como, con mis caricias, su verga se hacía cada vez más grande y le pregunté si le gustaba, él me respondió que sí, entonces que le pedí que se bajara el cierre…

Ni tardo ni perezoso, él lo hizo y yo metí mi mano en busca de su pedazo de carne…, ¡aaahhh, qué rica sensación, mmm!”. Rápidamente, se la saqué de su trusa y empecé a masturbarlo…, ¡mmmm, la tiene riquísima!, es delgada pero muuuyyy larga, además que la tiene curveada…, muy rica y dura. Estábamos a solo unos cuantos pasos del Primer Anillo, enseguida él me platicó sobre su segunda experiencia diciéndome que había sido con un travestido…, a quien se la había encontrado en la calle y le dio un aventón pero terminaron en el hotel.

Para ese momento, él ya la tenía bien parada, ¡¡ricoooo!!, entonces le pregunté si se la había mamado solamente o si se la había cogido también, me respondió que se la cogió pero que ella se la había mamado muy sabroso, comiéndosela toda… Al terminar de decir eso, yo me incliné sobre sus piernas y le pregunté “¿se la comió así?” y me metí toda su verga a la bocaaaaaa…, ¡aaaaaaahhhh!, él me contestó “sí, así”.

Al instante, yo empecé a mamársela, recorriéndola toda con la lengua mientras se la jalaba y metiéndomela hasta el fondo de mi garganta…, ¡mmmmm, la sentí enorme, riquísima! y seguí mamándosela…, luego me la sacaba un poco y le preguntaba si le gustaba…, a lo que me respondía “¡sí…, me gusta!”. Se la estuve mamando fácilmente como unos 10 minutos, incluso me levanté para ver si no nos veía nadie…; en ese momento, vimos que había un supermercado abierto y algo de movimiento pero nada que me impidiera seguir haciéndole una mamada a mi nuevo “amigo”, así que seguí con lo mío.

Hábilmente, le baje el pantalón y empecé a jugarle los huevos con mi mano mientras se la mamaba, él me dijo que eso le gustaba mucho…, mmmmm…. En eso estábamos cuando se oyó venir un auto, era una moto en realidad, de inmediato yo me levanté para que no nos cacharán; a mí me resultó súper excitante toda la situación pero al levantarme, me di cuenta de una parejita de novios que se estaban despidiendo al otro lado de la acera de donde estábamos y cuando le dije, él se sorprendió y empezó a ponerse nervioso…

El novio se despidió de la chica y se fue pero mientras tanto, mi “amigo” había perdido fuerza en su erección y me dijo que estaba nervioso, que era por eso…, yo le comenté “no te preocupes papi…, yo te la paro” y volví a ponerme a mamársela hasta que se le puso dura de nuevo. La sensación de un pene sin erección es suave, tersa y deliciosa… pero el hacer que se pusiera dura en mi boca ¡me encantó!, disfruté mucho saber que era yo quien estaba provocándole esa erección con mi boca, ¡mmmmm!.

Él no podía ver cómo se la mamaba porque yo estaba de “espaldas” a su cara, así que cambié un poco mi posición por una de ladito, para que pudiera ver como se la mamaba y de nuevo, ¡¡me la comí toda!!. Darle una mamada profunda así fue delicioso, sentí como su largo pito se abrió paso por mi garganta, yo estaba súper caliente, no sé cómo me cupo toda pero llegó mi cara a chocar con su vello púbico y con su piel mientras me la tragaba toda y le sobaba los huevos con la mano, ¡¡aaaaaagggghhh!!, inclusive sentí una horcada de asco por culpa de su verga en el fondo de mi garganta, entonces me separé y me levanté un poco para descansar…

Para esto, ya eran como las 11 y media de la noche así que llevaba casi una hora de estar mamándosela y le pregunté si ya quería venirse, a lo que me respondió “¿en tu boca?”, yo exclamé “mmmm, ¿quieres echármelos en la boca? Y me contestó “sí”. Así pues, empecé a mamársela más y más rápido… pero ¡qué aguante de hombre! y ¡qué verga tan rica me estaba comiendo!.

Se la mamé cada vez más rápido al tiempo que se la jalaba y le decía “¡ya dámelos papi!, ¡échame tu lechita!”, él me cuestionaba “¿la quieres?” y le contestaba “¡síííí, dámela toda!” pero seguía sin venirse, por lo que empezó a jalársela él mismo mientras yo se la mamaba y se la lengüeteaba diciéndole cosas calientes para me diera su semen y aún así, se tardó al menos cinco minutos más…

Finalmente, él me dijo “¡ya vienen!, rápidamente yo me volví a meter su verga mientras se la jalaba para que se viniera en mi boca y después de un minuto, él empezó a soltarme sus chorros de semen, tibio y espeso, dentro de mi boca… El primer chorro lo recibí en la garganta porque la tenía metida casi toda, ya que él aventó su cadera para adelante buscando meterme su verga al tiempo que terminaba…

El segundo chorro le tocó a mi lengua, ya que se la empecé a pasar por la cabeza después de la primera venida y el tercero, el cuarto y el quinto chorros me pescaron chupándosela como paleta, ¡¡mmmmm!!, no dejé escapar ni una gota… Él seguía jalándosela y yo mamándosela mientras me tragaba su semen, saboreándolo y disfrutando de su verga hasta que se hizo más pequeña y suave de nuevo…

De pronto, él me dijo “tengo más…”, enseguida le pregunté “¿más lechita papi?”, me respondió “sí” así que se la volví a mamar y efectivamente, poco después, él se volvió a venir entre mis labios, ¡¡qué bárbaro!, ¡¡me encantó!!. Luego de eso, nos recompusimos nuestras ropas y charlamos un poco más…, de verdad lo disfrutamos ambos. En realidad, yo no me vestí de nena ni nada pero él me trató como si lo fuera…

Después de un rato, nos despedimos y cada quien se fue por su lado... Él y yo seguimos en contacto vía electrónica y quedó de conseguir un lugar para que yo pueda vestirme para él y que me haga suya… Les contaré todo cuando eso pase.

Si eres de Aguascalientes, Ags. Mexico y buscas algo así, ¡¡contáctame!!.

Besos... En la puntita...!


85% (23/4)
 
Posted by Travesti_Hidrocalida
3 years ago    Views: 389
Comments (10)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
1 month ago
Muy excitante. Me encantaría escribir contigo una experiencia tan fascinante. Besos
6 months ago
woow!! te imagine mamandomela y viniendome en tu boquita :b
1 year ago
wow, a mi tmb me gustaria tratarte como la belleza que eres
2 years ago
Que exsitante historita yo si me churre en mi pantaleta g
gracias
Jay
2 years ago
Me gusto!
Beverlysm...
retired
2 years ago
wow que historia tan caliente
Gracias
Beverly
xoxoxoxo
2 years ago
uy que rico mami, de imaginarme tu lengua en mi puntita me la pone con ganas de dartela. tu relato está muy bueno y se nota que eres inteligente por incluir tantos detalles y sin faltas de ortografía, tengo 36 años y si me gusta la idea de ser tu hombre y hacerte mi mujercita muy pronto. te mando un besito en donde mas te guste a ti...
candi0058
retired
3 years ago
A si me gustar tienir tiempo para mamarselo buen gracias Candi
3 years ago
Me encanto tu historia...me ha puesto muy caliente,ojala hubiese sido yo tu amigo
jacquin001
retired
3 years ago
Que buena historia se me paro y me lo jale hasta que me chorre. gracias