Buen polvo eres y en buen polvo te convertiras&hel

Es de hecho una historia muy curiosa, porque esta niña quien me autorizó a escribir este pequeño relato (de hecho me lo pidió ella misma) a la que llamaré *Laura yo no la busqué, fue ella quién empezó a seguirme por Twitter, más bien creo que fue ella que me sedujo a mí.

Ella estaba fascinada con mis trinos, y es decir, marica no la conocía de ningun lado.

Respondía cada trino con una pleitesía que no ahogaba, más bien que intrigaba y hasta invitaba... cosas como "Me fascinan las cosas que escribe como @OlimacNavi", "@OlimacNavi mE GUSTO....", "@OlimacNavi lo seee... Eres morbosamente atractivo...", "@OlimacNavi Te miro y tiemblo...." o "@OlimacNavi un tema para tu twitcam serían las conversaciones eróticas por internet..."

Trinos tan desafiantes a la indiferencia que finalmente lograron batirla. La curiosidad, la intriga y el morbo me batieron y la agregue a Facebook, a lo que supe de inmediato que ciertamente le gustaban las maricadas o las filosofadas que yo escribía, pero según lo que ella me dice en sus propias palabras "tu altivez me excita". Mi descaro a la hora de hablar de sexo, no solo era fluido para mí, sino excitante para ella, y en no más de 1 mes resolvimos vernos, ¿cuándo y dónde? en el lugar y el día menos convenientes: mi casa el día de hoy, en que escribo esta deliciosa historia.

La recogí en el Transmilenio, 4:00pm como acordamos y con una curiosa efusividad, me dió la mano como si estuviera tratando con un sex-nador de la república. No habíamos acabado de presentarnos, cuando me dio a entender que era una mujer de iniciativa, a lo cual la premié diciéndole que sería entonces la presidenta de mi club de fans a lo que accedió entre risas.

Aquí viene lo fuerte señores...

Generalmente es uno quien dice que pase a la casa para que "se tome un chocolate", pero como he dicho, ella es la de la iniciativa y asimismo se "auto-invitó a tomar chocolate"

"Hagamos una cosa, tu pon el chocolate... y yo pongo el queso" (creo que desde ese momento ya olía yo las feromonas en el aire)

Entramos a la casa y para bajar la calentura, efectivamente me puse a hacer chocolate, pero he aquí un paréntesis para decir que algo bueno es cocinar para ella, algo extraordinario es cocinar con ella. Así que nos pusimos ambos a hacer el chocolate.

No terminamos de hervir el chocolate cuando estábamos sentados y ella sin el menor reparo en decirme

-"bueno, que vamos a hacer"
A lo que yo respondo -"bueno estamos cocinado, que quieres comer?"
Y con el mismo tono descarado me dice -"quiero rollo de carne con leche de mipalo... pero deslactosada".

Me encanta el cinismo de esta mujer, porque lo dijo no con un tono bajito provocador sino como quien habla con un amigo de los polvos más simples de este mundo.

Retomamos pues y empezó a decirme que su ex era tan sumiso que le pedía permiso para todo y que eso la fastidiaba simplemente porque según su concepto, el imbécil no es quien sea infiel, sino quien se deja pillar y mucho más quien pide permiso.

Palabras más, palabras menos, estaba ella revisando que tan caliente se estaba poniendo el chocolate, y yo hacía lo propio con ella. Conocí su flor antes que su boca... afeitada, pequeña y besucona. Junto con algunas caricias en el cuello y besos en la oreja ella estaba ya a punto de ebullición.

Estaba tan cachonda que no dejó que la dejara iniciada, lo supe por las vulgaridades deliciosas que me decía al oído aunque también pude haber oido mal, ya que estaba distraído con su mano apretándome la entrepierna y sus mordiscos en mi cuello, no sé, impresiones mías.

Le dije que fuéramos al cuarto de atrás y ella a falta de tijeras, me arrancó la ropa con la velocidad de la luz, después de que ella se quitara la suya a la velocidad de un condenado neutrino claro está.

En cierta medida yo estaba afanado porque no estaba solo en mi casa, y mi madre y mi hermana llegarían en cualquier momento...

Ley de Murphy: Cuando estás a punto de tirar, llega alguien a irrupir, es lo que llamo "coitos interruptus".

Y los que se visten al tan mal esperado timbre, pero ella por alguna razón no accede a mi orden de "vistete, vistete" y salgo (eso sí tomandome el tiempo para desdoblar y ponerme el saco bien).

No puedo evitar la cara de imbecil al hablarle a mi mamá que había encontrado una chaqueta y una bufanda de mujer...

Cuando ella sale saludando y yo más nervioso me puse.

"¿Sumercé buenas tardes, cómo está?"
"Mucho gusto niña, ¿cómo es su nombre?"
"*Laura, su hijo es bien maleducado, como es que no me presenta, aunque le agradezco por haberme prestado el cuarto de atras para cambiarme, estaba mojada por este aguacero, ya me voy. Ivan, acompañame".

Osea, ella parecía una maquiavelica criminal del sexo que pareciera que se metiera a propósito en problemas para salir de ellos como si tuviera la medalla de oro, pareciese que ella fuese quien jugara... me encantó.

En realidad ella si debía irse, pero estabamos tan picados que se me ocurrió una idea aún más loca e inconcebible... al aire libre, el parque estaba cerrado, así que buscamos un punto ciego en mitad de todo el parqueadero, donde me permiti masturbarla desde lo más suave como quien acaricia un cucarrón, hasta casí desgarrarle la vagina sintiendome cual James Hetfield tocando acordes poderosos en su guitarra. Y ella abierta de piernas 180 grados, gritando, gimiendo y retorciendose poniendo una cara de puta deliciosa... que quedó inconclusa, pero que pronto (según ella) me cobrará.
90% (7/1)
 
Posted by Olimac
3 years ago    Views: 406
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments