Feelin'




La poca luz de la habitación roja hacía parecer que las paredes fueran a salir ardiendo de un momento a otro.
En el aire, el dulce olor de su casa. Siempre calmada, tan hogareña, tan dispuesta a recibir visitas con los brazos abiertos.
Desde la primera vez que estuve allí no he podido olvidarme del tacto de tu sofá, de las sábanas de tu cama, ni tampoco de la primera vez que estuvimos desnudos.

Pero ahora es todo distinto.

Recordaba cosas aleatorias mientras nuestros cuerpos y lenguas permanecían abrazados.
Tu sabor... Dios mío. A eso podría saber las lágrimas de los ángeles, que permanecen tan arriba como tú eres capaz de llevarme.

A fuera la lluvia repiqueteando contra la ventana. Pero ajenos a todo, permanecíamos bajo las mantas con cada vez más calor, bebiéndonos para apagar una sed a****l.
De repente te colocaste sobre mí, vientre con vientre. Frotando tu sexo contra el mío sin llegar a penetrarme, proclamando que aquel territorio era tuyo.
Decidiste bajar desde mis labios, dejándome unos segundos descolocada, para recorrer lentamente mi mandíbula y cuello. Mordiste con la justa presión el hombro que más tarde dejaste para rendir culto a mis pechos.
Con delicados besos coronaste cada pezón como si fueran pequeñas perlas. Se endurecieron con el tacto de tu lengua con piercing, caliente pero a la vez fresco.
Una de mis manos se agarraba a tu brazo más tatuado, mientras que la otra repasaba tu pelo medio rapado hasta la nuca.
Besando cada parte de mi cuerpo te adentraste entre mis muslos, que por arte de magia pudiste abrir sin que hubiera resistencia por mi parte.

Besabas el interior de mis muslos, tus dedos alcanzaban alguno de mis pezones sin previo aviso hasta que me miraste a los ojos, con esos tuyos tan verdes... Rodeados por amarillo que me provocan una exaltación cada vez que me observas.
Sabía lo que iba a pasar, sí. Y ocurrió.
La punta de tu lengua buscó mi clítoris arrancándome un gemido y un movimiento hacia arriba de caderas. Dejé caer la cabeza hacia detrás llevándome un dedo a la boca y mordiéndolo.
Tus brazos rodeaban mis piernas por fuera, y tu cuerpo se pegaba al colchón haciéndome posible ver los tatuajes de tu espalda y la anchura de esta. Ese culo tan prieto era una delicia...
Las caricias aumentaron el ritmo. Estaba mojada, muy mojada. Bebías con apremio el "licor" que manaba entre mis piernas, ya que alguna vez dijiste que te daba inconmensurable placer.

Escalofríos, electricidad subiendo por la columna vertebral. Cada movimiento que hacías con la lengua me hacía suspirar, querer más y agarrarte la cabeza para que no te separases.
Con los dedos separaste mis labios y me diste un gran lametón. No cesabas, buscabas que me corriese y que mojase la cama. Estaba a punto, pero te pedí que por favor me follaras.
Estaba sudada y tú también. Hacía un calor infernal dentro de la habitación, pero eso no impidió que me pusiera a cuatro patas para ti.
No te pareció suficiente y fuiste a un cajón a por unas tiras de seda negra. Una para los ojos y una para cada extremidad.
Me privaste de mi visión e hiciste que me tumbase dándote la espalda. No estaba a cuatro patas, si no que mi cuerpo descansaba sobre el colchón.
Mis piernas y brazos estaban muy estirados, sin llegar a hacerme daño, pero lo justo para que me fuera imposible escapar.
Mi posición en forma de "X" hizo que te recrearas. Cacheteabas mi trasero y lo mordías, te masturbabas con mis nalgas y sentía cómo te chorreaba encima de lo húmeda que tenías la polla.
Girando la cabeza me topé con ella y con la lengua rodeé el delicioso capullo que seguramente estaría púrpura ya. Me la ofrecías impaciente empujando con lentitud y disfrutando de mi garganta, sabiendo que la podías hundir entera hasta el final sin problema.
Por la forma de respirar que tenías, sabía perfectamente que te estabas mordiendo el labio de abajo, nervioso. La sacaste y la hiciste rodar por mis labios, esos que siempre te han gustado... Suaves, calientes y seductores.

Paraste para bajar hasta mis pies, para unos momentos después sentir mi dedo gordo dentro de tu boca.
Eso me volvió loca y me hizo morder la sábana suspirando con fuerza.
Al mismo tiempo notaba tu miembro duro y palpitando contra mi pierna. Estaba perdiendo la cabeza y creí estar a punto de correrme, pero como buen amo en el rol que estabas desarrollando, paraste con una sádica y erótica risa.

Abierta de par en par, caliente y cada vez más impaciente, te colocaste sobre mi culo y hundiendo tu rabo entre mis nalgas, te masturbaste. Notaba como eso me excitaba, cómo bufabas y hacías pasar el aire entre los dientes.
Me tensaba al notar ese trozo cilíndrico de carne juguetear sobre mí sin poder estar a mi alcance.
Seguiste, pero apoyándote sobre tus brazos y llegando a mi oreja con tu lengua, susurrándome con ese exquisito acento perversiones que me hacían tirar de las cintas negras para liberarme de aquella tortura y poder ponerme encima de él. Hasta que mordiéndome el cuello desde atrás soltaste tu caliente y espeso semen en varios chorros que se escurrían por mi culo y llegaron a mi espalda.
Adoraba ese calor... Era una adicta a su esperma.
Seguiste moviéndote sobre mi culo hasta que te pedí por favor que me dejaras "limpiartela".
El intenso olor del esperma me inundó la nariz y me hizo querer beber lo que había sobre mi cuerpo. El único consuelo que tenía mientras tragaba tu polla medio flácida, era que después me penetrarías como un a****l en celo. Pero qué ilusa... Me diste un azote en el culo y me dijiste que me quedaría así hasta que lo decidieses oportuno.

Mientras, entre mis piernas un reguero de leche y mis propios fluidos tocaban la cama. Desesperada y jodidamente deseosa de que me follaran como a una perra, no pude más que suplicarle que lo hiciera.
Solo arranqué unas severas palabras:

- Sigue quejándote y puede que te quedes así hasta mañana.

Dicho eso, cerró la puerta del cuarto al salir dejándome sola, lubricada y humillada en un cuarto donde olía a sexo...


Continuará...
100% (7/0)
 
Categories: Fetish
Posted by Nexus_Wolf
2 years ago    Views: 232
Comments (4)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
aang32
retired
1 year ago
mmmmm
Lewis_23
retired
2 years ago
muy muy bueno
2 years ago
muy buena, habra que ver la siguiente
2 years ago
Muy bueno, espero esa continuación con ganas