Mi primera vez como niña.


Como perdí mi virginidad con mi mejor amigo, espero lo disfruten...
Conocí a Alejandro durante la escuela, específicamente el en 4 año, desde el principio nos hicimos buenos amigo, andábamos juntos para todos lados, los fines de semana nos turnábamos para ir a dormir a la casa del otro, juntos descubrimos las primeras películas porno, las primeras revistas y tuvimos las primeras conversaciones sobre mujeres y sexo, siempre dentro de nuestra inocencia, así pasaron los dos años de escuela y entramos juntos al colegio.

A mí me gustaba quedarme donde Alejandro porque tenía una hermana un año menor, entonces jugábamos los tres juntos y yo aprovechaba para tocarla más de la cuenta, ver su ropa interior o manosearla en medio de nuestras diversiones, yo no tenía hermanas entonces eran momentos para sacar calentura fisgoneando.


Cuando contábamos con 14 años, (Alejandro era mayor por un par de meses) llego a nuestras manos una peli porno donde salían travestis, para nosotros eso fue una sorpresa, habíamos vistos parejas, tríos, lesbianas y una vez vimos una película de orgias, siempre terminábamos masturbándonos cada quien por su lado mientras veíamos las pelis, pero con esta fue diferente, aprovechamos una tarde que no había nadie en casa, Karla la hermana había ido donde unas amigas y los padres de Alejandro trabajaban, entonces nosotros bien calientes llegamos a poner la película, en la primera escena era una pareja con un travesti con un cuerpo espectacular, y una tranca gigantesca que se follaba por igual al chico y a la chica, y que termino regándose en la cara de ambos, yo estaba con la verga a mil, me la sobaba por encima del pantalón del uniforme, Alejandro estaba muy concentrado acariciándose el pene, ya tenía la mano metida debajo del pantalón.

Para la segunda escena un par de negros con vergas increíbles se follaban a un ladyboy con unas tetas redonditas y firmes, la zorrita se tragaba esas trancas sin parar hasta que termino enculada por esas dos vergas negras y venudas dejándole el culo lleno de leche, yo ya estaba masturbándome con la verga afuera y los pantalones por las rodillas, Alejandro se había terminado de desnudar y estaba sentado en la cama masturbándose fuertemente, tenía la verga durísima, se notaba que lo estaba disfrutando, cuando empezó la tercera escena, un par de travestis con cuerpos increíbles se besaban y tocaban con mucha calentura, yo me termine de desnudar y me senté también en la cama mientras me acariciaba las bolas y jugaba con mi glande, las dos travestis habían empezado a mamarse y se turnaban para disfrutar de sus vergas que tenía un buen tamaño, se chupaban con mucha excitación, se tocaba las tetas y disfrutaban chupando y jugando con los huevos, yo estaba demasiado caliente y no me quería venir.

Alejandro seguía jugando con su verga, yo veía como subía y bajaba su mano a lo largo de ese trozo de carne, El la tenía más pequeña que la mía pero más gorda y cabezona, yo veía a esos travestis y veía a Alejandro y comencé a pensar que se sentiría mamar como lo hacían ellas, sentí un calambre que me subió por la verga y en ese momento Alejandro me pregunto, como si fuera lo más normal, ¿Te gustaría chupármela? Me lo dijo muy excitado, agarrándosela duro y casi que suplicándome con los ojos, era como si me hubiera leído la mente… Yo te la chupo pero si te pones la ropa interior de tu hermana, le conteste sin parar de masturbarme y viendo como la tranny del video se tragaba la tranca de su compañera… ¿En serio? Me pregunto, y yo en la calentura le dije que sí, el salió corriendo al cuarto de su hermana y volvió con 5 calzones diferentes, 3 brassieres, un par de faldas y unas blusas… ¿Qué quieres que me ponga? me pregunta, yo estaba muy excitado, lleno de morbo viéndole de pie con la verga dura, lo que a ti te caliente le respondí, fue al baño y mientras tanto yo seguí masturbándome, viendo como ese par de perras se hacían un 69 y se tragaban hasta el fondo las vergas, mientras estaba en eso vi la ropa de Karla y decidí ponerme un calzón blanco con encaje de niña inocente y una falda verde que me llegaba a medio muslo y una blusa blanca que me quedaba pegada al cuerpo, cuando Alejandro volvió con un cachetero más arriba de media nalga, una falda de jean corta que le dejaba asomar las líneas de las nalgas y una blusa de botones abierta con un brassier azul que le tallaba perfecto, yo estaba ya vestida y sentado en la cama con la falda levantada, el calzón a un lado y la verga dura y lubricada disfrutando de una buena sobada, estaba muy caliente y cuando vi a Alejandro vestido de sucia en la entrada del cuarto casi me riego de la excitación, éramos un par de chicos de catorce años vestidos con la ropa de su hermana y calientes como unas putas viendo a 2 travestis cogerse en un película porno, él se acercó hasta el borde de la cama, ¿Cómo me veo? Me pregunto, como una putita, le respondí,

El se echó a reír, a ti tampoco te queda mal la ropa de mi hermanita, me dijo, cuando termino de hablar ya lo tenía casi que al frente, yo seguía sentado y no paraba de jugar con mi pene, él se levantó la falda hasta la cadera, se bajó los calzones solo para que se le saliera la verga y pude tenerla a menos de 20 cm de mi cara, era bien gorda, con la cabeza hinchada y una gotas de líquido lubricante goteándole con cuidado de su huequito. Bueno ya me vestí y aquí estoy, me dijo, yo con nervios y excitación se la agarre y comencé a sobársela, con el contacto de mi mano el dio un suspiro y tiro más lubricante, pasaba mi mano por toda su palanca, sintiendo ese pedazo de carne gordo y duro entre mis dedos, me la acerque con cuidado a los labios y le pase la lengua por la punta, para sentir el sabor del líquido, que era saladito, me pase la cabeza por los labios mientras el respiraba agitado, podía sentir la carne latiendo en mis manos, sentir su respiración excitada, su sabor a verga en mi lengua, tire todo el prepucio para atrás y deje la cabezota completamente afuera y con cuidado me la metí en la boca, el gruño de placer, era la primera vez que se lo mamaban, comencé imitando los movimientos de las trannys del video, me lo metía hasta el fondo, lo succionaba, me entretenía pasando la lengua de arriba a abajo, me lo sacaba de la boca dejándolo lleno de saliva y se lo pajeaba, verlo vestido de niña de pie ante mi mientras lo chupaba me tenía muy excitado, con una mano le acariciaba lo huevos mientras me la metía toda en la boca y con la otra me hacia una paja lubricada por la saliva que caía de su verga y de mi boca, me sentía como una putita y estaba en la gloria, esa tranca gorda llenaba mi boca hasta el fondo, podía sentir como latía en mi garganta, sus suspiros me indicaban que tan bien lo estaba haciendo, mientras tanto las perras del video ya había pasado de mamar a follar, la morena alta follaba fuertemente el culo de la otra, sus huevos chocaban a cada empujo y su culo abierto dejaba notar su gran excitación, Alejandro veía el video y me veía a mí y me decía: Putita deliciosa, trágate mi verga,

Yo de solo escucharlo más me excitaba, pero yo quería más, me puse de pie mientras se la sobaba. Ahora es mi turno le dije, él se me quedo viendo con cara de nervios, se sentó en la cama en la misma posición que yo estaba y sin ningún atraso se la trago completa y me hizo una mamada deliciosa, jugaba con mis huevos, se restregaba la cabeza en la cara y la engullía hasta el fondo, me pasaba una mano por los huevos y me lubricaba todo mi equipo, podía, sentir la saliva chorreando de mis huevos, poco a poco su mano paso de jugar con mis huevos a ir un poco más atrás hasta sentir como me clavaba un dedo en culo, yo estaba tan excitado y tan caliente que mi culo casi se devora su dedo, me chupaba y me follaba con el dedo cada vez más rápido, fue tanto que no aguante la excitación y explote en su boca, cuando sintió los primeros chorros de leche se la saco de la boca y mis disparos le bañaban el rostro, el con cara de felicidad no dejaba de pajearme y yo me seguía corriendo como nunca antes lo había hecho.


Aunque fue una corrida increíble mi verga seguí dura, Alejandro tenía el rostro lleno de mi leche y yo quería más acción, sin darme tiempo de descanso, me tire de rodillas al piso y me le trague la verga de un solo golpe, él se acostó estirado en la cama mientras yo le comía la verga, baje hasta sus huevos y el olor de su culo me enloqueció, le quite del todo los calzones, le abrí las piernas y comencé a comerme ese culo delicioso, se lo chupaba, le metía la lengua y succionaba, el gemía de placer, yo no aguantaba la excitación de la verga, la tenía tan dura que me dolía, no paro de chupar, entre su culo y su verga pasaba mi lengua. Quiero que te vengas le digo, mientras lo chupo, ¿en dónde? me pregunta en mi culo, le respondo.


Me acomodo de cuatro como la perra del vídeo, el me agarra de las caderas, me levanta la falda y comienza a pasarme la cabeza por la entrada de mi lubricado culo, me mete con cuidado un dedo, luego dos y escupe en mi culo mientras mueve los dedos. Mi leche que le quedo embarrada en la cara la usa para lubricarme y abrirme el culo, estoy muy excitado, siento el culo abierto y me verga chorreando lubricante, aflójate me dice y empieza a meterme la cabeza gorda de su verga, siento que me revienta el culo pero no me quito, el empuja hasta el fondo y siento sus huevos chocar con los míos, yo metí la mano por entre las piernas y se los agarre a con fuerza mientras el bombeaba mi culo, los sentía duros y contraídos, el gemía y suspiraba cada vez más fuerte hasta que descargo toda su leche dentro de mi culo, pude sentir ese torrente caliente en mi cuerpo, fue una experiencia maravillosa, el poco a poco se salió y pude sentir los chorros de leche bajando por mis muslos, yo estaba tan excitado que no podía ni moverme, sentía el culo abierto pero delicioso, él se arrodillo frente a mi culo, lo abrió con las dos manos y me lo chupo completo, lo sentí limpiado la leche de mis muslos y de mi culo, podía oír como se tragaba todo lo que salía de mi ojete, luego se acostó a mi lado, todavía tenía la verga dura, yo aproveche que él estaba tan descansado y le limpie la verga con la boca, se le deje sin gota de leche.


Allí estábamos los dos, vestidos de niña después de cogernos como putas, fuimos, nos bañamos y aprovechamos para hacernos unas pajas y chuparnos un poco, desde ese día nos volvimos más unidos, seguimos buscando películas y ropas juntos para follarnos como desesperadas, esta es la primera de muchas historias más, espero les haya gustado…



100% (15/0)
 
Posted by Mistyca
10 months ago    Views: 2,020
Comments (2)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
1 day ago
Muy buena!
10 months ago
Una excelente historia, como siempre