Noche de pasión

Me encontraba con ese deseo enorme de vestirme de hembra y encontré en una tienda departamental unas pantimedias que incluía, al mismo tiempo, un liguero de encaje, al verlas entre la variada colección de pantimedias me imaginé como le luciría la prenda a mi novia por la webcam cuando estuvieramos chateando por la noche.
Llegando a casa acudí a mi recámara para estrenar esa rica prenda que acaba de adquirir, la sensación que experimenté al sentir su contacto y al verme al espejo me produjo esa deliciosa sensación de ser una hembra cachonda.
Me dejé la prenda en mi ropa exterior esperando el momento en que mi novia se conectara al internet, no le había comentado nada para que fuera una sorpresa en el momento que encendieramos nuestras webcam.
Cuando se conectó lo primero que platicamos fue de cómo había sido nuestro día y después de detallar lo que hicimos en el transcurso del día le dije que le tenía una sorpresa. Mi novia sabe que cuando le digo que le tengo algo especial sabe que es algo relacionado con mi fantasía, el deseo de sentirme una hembra cachonda y ser seducida por ella.
Ella me dijo.- Dejame adivinar... seguramente tienes puesto algo sexy.
Le contesté que sí, pero que me dijera que se imaginaba.
Después de varios intentos que incluía que traía nueva tanga, o que tenía puesto un sostén, etc. le dije: Enciende tu cam para que veas lo que tengo para ti.
Al verme con la prenda puesta no pudo evitar hacer una exclamación y me dijo: MMMMMM mi amor... que linda te ves... luces muy sexy... a ver... quiero que camines y luzcas esa prenda que te hace lucir una deliciosa putita... ahhhh...
Inmediatemente me levanté y caminé alrededor de la sala para que viera mis movimientos acompasados, las zapatillas que usé en aquel momento hacían juego perfecto con la prenda que acaba de adquirir para lucirle a mi novia.
El color blanco de la prenda y la luz de la sala hacían que el contorno de mis piernas lucieran lo mejor posible. Me sentí satisfecha de que le haya gustado a mi novia y volví a tomar mi lugar frente a la cam.
-¿Qué te pareció la sorpresa amor? le dije y ella me contestó:
-Amor..! qué rica te ves.!! realmente puedo percibir lo hembra que te sientes en este momento... chiquita, que ganas de estar contigo para hacerte mía..!
Sus palabras me encendieron y a partir de ese momento nos transformamos e intercambiamos nuestros roles... me sentía una hembra dispuesta a ser seducida por su macho que ella sabe bien representar magníficamente.
Cuando intercambiamos nuestros roles pasamos noches apasionadas y muy excitantes y la de hoy no fue la excepción.
Como ella toma el control me empezó a decir:
-Anda putita mía... vamos a cachondear... te siento tan caliente que estoy segura que ardes en deseos de sentirte bien puta.
-Sí, mi amor.. le contesté.. y solamente tú sabes cómo conseguir que me sienta así.
-Lo sé, lo sé... dijo ella, sé que te gusta que te diga lo puta que eres y que te calientas y quieres hacer cualquier cosa con tal de disfrutar tu ropita y lucirla para mi.
Si, si... quiero ser tu puta y quiero que me calientes para que te muestre lo que te gusta ver cuando me siento asi.
-¿De verdad?.. ¿te sientes tan puta que me dejarás verte el rico culito que tienes?
Sabes que sí, le contesté.
Mmmmmmmm... pues entonces no perdamos tiempo, amor.. dejame ver tu culo.. ¿si? me dijo ella.
Me levanté enseguida y caminé cruzando las piernas al caminar como si fuera una modelo en pasarela, me acerqué a la cam y me dí vuelta, me bajé la tanga que traía puesta y moviendo las nalgas y tomándolas con las manos le dije a mi novia: ¿te gusta?
Wowww... claro que sí..! te mueves realmente como una puta.. mmmm...
Seguí con ese movimiento hasta que deslicé por completo la tanga hasta el suelo... quedando en la mejor posición para mostrarle mi culito, sentía una agradable excitación ya que me prendía el saber que mi novia gozaba al mismo tiempo que yo con esa postura. Deslizaba mis manos por entre las piernas y más me calentaba el escuchar a mi novia decirme lo puta que soy, no sé por qué pero cuando la escucho decirme así me excita más y más y la sensación de sentirme así, más la ropita puesta es una sensación totalmente diferente a las que había sentido antes.
Así pasamos largo rato mi novia y yo... hasta que concluímos ambos. Nuestras noches de pasión tienen otro sentido desde que me convierto en su putita.


100% (2/0)
 
Posted by Mistyca
1 year ago    Views: 42
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments