Mi cuñado…Amalia

Pues leyendo anuncios en una pagina encontré uno en donde un amigo se anunciaba que él podía deslecharte si tu esposa no lo hacia y mencionaba que estaba por el aeropuerto. Total que lo contacto y me responde que si le gustaba ser nena en la intimidad.

Quedamos para el sábado en la mañana ya que es guardia de seguridad que trabaja un día si y un día no. Y sorpresa que llego bien excitado pensando en si seria como en las fotos que me había enviado grandota tipo amazona con tacones que le levantaban las nalgas.

Al llegar al lugar que nos citamos me encuentro a mi concuño uno de esos tipos grandotes con facha de maldad, muy dominantes y malhablados y que me pregunta sorprendido que andaba haciendo por ese rumbo y que le digo que iba a cogerme a un nenito y que se pone de colores.

Entonces que me dice eres tu homerito el del anuncio y que le digo pues si y todo chiveado que me dice que el era “Amalia” y pues con la calentura que le contesto que si ya estábamos hay pues que de una vez me lo cogia y bien sumiso me contesto que si pero que no le fuera a decir a nadie acerca de eso.

Entramos al hotel y que nos dicen que necesitábamos una identificación y pues yo normal que saco mi IFE y el que se adelanta al cuarto. Que me quedo unos minutos comprando unos refrescos y ya cuando llego al cuarto que me abre la puerta y no pues una nena. Con peluca y con ropita que yo ya le habia visto a mi cuñada, la cual si se llama Amalia. La misma que siempre me había llamado la atención.

Pues que me recibe y me dice que te parezco, y pues guau que linda le dije. Que me siento en la orilla de la cama a lo que el se inca frente a mi y sin miramientos que me saca el miembro y lo empieza a ensalivar, mordisquear y a introducir en su boca.

Ponía su lengua en la punta ensalivándolo para después introducirlo en su boca hasta la garganta, metiendo y sacándoselo. Sus labios rojo carmín contrastaban con mi pene oscuro.

Así estuvo como quince minutos hasta que le digo que me lo iba a coger, se puso en cuatro pasándome un tubo de lubricante el cual coloque un poco en su entrada para después recargarle la cabeza de mi pene y sin detenerme enterrársela hasta dentro.

Me di cuenta que le dolió. Pero como todo un hombre no se quejo. Me detuve hasta que se acostumbro y ya sin miramientos empecé el mete y saca delicioso. Pegándole de nalgadas y diciéndole a ver Amalia muévete y apriétamelo mas.

Cuando sentí que ya me venia que se lo saco y volteándolo se los eche sobre su cara. Me retire y me recosté sobre la cama.

Ya después de que me lo cogi, ya platicando mas tranquilamente me pregunta si iba a guardar el secreto y con la malicia pienso pues si no es ahora no se cuando y así sin lubricante que se la suelto. “Me gusta tu esposa y quiero cogermela y que tu seas el que me la ponga para así comérmelos a los dos”

- como ves?

Con cara de sorprendido y enojado que me dice que eso no le parecía justo, que me paro frente a su cara y que le pego con mi miembro en su cara y le digo si quieres volver a comértela es la única manera.

Que nuevamente lo pesca con su boca y ya mas sumiso que me dice esta bien, prepárate para el día del supertazón, yo llevare “tus botanas”

Y de puro contento que se la quito de su boquita y que lo aviento para que se pusiera en cuatro y que se lo meto de un empujón sin lubricante y rápido el mete-saca hasta vaciarme dentro de el y le dije cuando estaba viniéndome este es tu premio por perrita. El solo se quejaba.

Despidiéndonos el me dio las gracias y quedamos de volver a vernos hasta el supertazón en mi casa..




100% (3/0)
 
Posted by Mistyca
1 year ago    Views: 388
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments