Se alquila camarote

Si hubiera tenido algo más de dinero la cosa habría sido perfecta pero aun así, no me podía quejar, a mis 35 había conseguido mantener la soltería, había huido de la esclavitud de una casa en propiedad que te ancla a un sitio y trabajaba en lo que me gustaba, ¿Cómo había conseguido eso? Me dedico a pequeñas reparaciones en embarcaciones deportivas, yates, … sobre todo temas relacionados con la electrónica, … gano bastante dinero, si, el pero es que es algo muy de temporada, tengo unos meses en los que no doy abasto trabajando y ganando dinero y el resto del año lo paso haciendo malabarismos para que el dinero alcance hasta la siguiente temporada de abundancia.

Para continuar con ese pequeño repaso de lo que para mí constituye una buena vida, no, no vivo en un super chalet de lujo, tampoco en ese sucedáneo de gente humilde que son los adosado, ni en un piso … vivo en un barco, jajaja, digamos que es algo veterano pero perfecto para mí, tiene dos camarotes, es precioso y cuando lo compré era un diamante en bruto, era el velero más destartalado que uno pudiera imaginar, pero que más da si uno sabe cómo ponerlo al día y tiene largos meses todos los años para hacerlo, cada pocas temporadas cambiaba de zona, de puertos … y para moverme por tierra tenía una Vespa, casi tan vieja como el barco.

La soltería ha sido más complicado mantenerla, han pasado bastantes chicas, algunas se han llegado a mudar al barco pero cuando pasaba el tiempo todo su empeño se limitaba a intentar ir recortando esa vida, ¿Por qué no te quedas siempre en el mismo puerto?, ¿Por qué no alquilamos un apartamento?, ¿no piensas tener hijos? … vamos, que he llegado a la conclusión de que la mayoría de las chicas con las que he estado amaban la rutina, anclarse a un sitio … y a mí eso me supera, jajaja, bueno me supera eso y encontrarme en el pequeño baño del barco la inevitable caja de tampax … jaja cuando he visto la caja de tampax que trae adosado todas las inquilinas del barco siempre ha sabido que esa relación estaba sentenciada.

Ahora me limitaba a la “pesca deportiva”, sexo sin compromiso, alguna vecinita, alguna clienta, alguna chica de la playa, alguna de esas que al día siguiente no necesitara recordar el nombre porque casi seguro no la volvería a ver.

¿el pequeño fallo de esta vida? El mismo de siempre, el jodido dinero, según pasaban los meses de pocos ingresos, finales de otoño y todo el invierno, la cosa se ponía más cruda, la solución la encontré hace un par de años … tenía un barco con dos camarotes y solo usaba uno, así que blanco y en botella, puse en alquiler el otro camarote y con ello suavizaba los costes del amarre:

Se alquila camarote, uso individual, con derecho a cocina, baño, pequeño salón, alquiler solo por semanas (no puedo garantizar que amarre sea en el mismo puerto más de 1 semana), precio ……., datos de contacto, tlf …. , preguntar por Juan Jose.

La cosa estaba clara, tendría ingresos y quien viniera no representaría un ancla más, estaría avisado de que con solo 7 días de aviso podría levar anclas y mudarme.

No esperaba mucha demanda con las condiciones que había puesto y no me equivoqué, tardó 15 días en llegar la primera y única persona interesada. Estaba reparando una pequeña motora dentro del puerto cuando me llamaron al teléfono, se presentó como María Jose, dijo estar interesada en el camarote, etc …. Mierda, no había contado con que fuera una mujer, eso podía cortarme mucho las alas, peeeeero como el dinero escaseaba quedamos en que viniera a ver el barco por la tarde para ver si le encajaba, para evitar pérdidas de tiempo le recordé las condiciones haciendo hincapié en la posible volatilidad de mi estancia en ese o cualquier puerto … y me faltó medio suspiro para advertirla que si veía una caja de Tampax la tiraría por la borda.

El trabajo se alargó un pelín más de lo previsto, consecuencia …. ¡mierda, llegaba tarde!, salí a toda leche con la Vespa por el puerto hacia mi amarre, ¡joder que poca seriedad la mía, desde la distancia pude ver a una chica esperando al lado del barco!

Con las prisas me pude fijar escasamente en ella hasta que llegue justo a su lado, ¡mierda, esto no podía salir bien!, tener una inquilina así no podía acabar bien, aun con el casco puesto pude disfrutar de unos segundos de discreción para poder hacer un pequeño repaso visual, era alta, como 5 cm más baja que yo, rondaría 1.70, delgadita, media melena castaña, debía ser de mi edad, y llevaba unas sencillas sandalias, un bolso de playa y un vestidito playero que le llegaba a medio muslo y dejaba adivinar un bikini … y un cuerpo trufado de curvas, tenía unas caderas marcadas, un pecho bonito y un culo respingón, ideal para forrar pelotas, y por encima de todo unos ojazos tremendos y una cara realmente atractiva … ¡mierda! … esa cara, la conocía, sabía que la conocía, era incapaz de recordarla pero la conocía, hice lo que siempre se hace en estos casos, dejé rodar las cosas para ver si me acordaba, ella daba pistas … me quité el casco y ella … me reconoció

- Hola Juanjo, que pequeño es el mundo, nunca imagine que fueras a ser tu el que alquilaba un camarote, ni siquiera sabía que te hubieras mudado a la costa

- Hola MariJose –mierda es que ni por el nombre sacaba de donde me sonaba la cara-

- ¿Qué haces tú viviendo en un barco?

- Ya ves, me cansé de vivir en el interior y me vine a cumplir mi sueño

Dije mientras la invitaba a subir al barco para mostrarle el camarote y que pensara si le interesaba … mi mente trabajaba a toda máquina tratando de saber de que coño la conocía, no sea que fuera a meter en el barco a una fuente de problemas, embarcamos por la parte de atrás, me puse entre el barco y el muelle, y haciendo de caballero andante la ayudé tomándola la mano para que subiera a abordo … joder, así de cerca era impresionante, tanto como para echar un vistazo discreto a su escote …

- Jajajaja, Juanjo, de verdad, casi me siento en ridículo si tú me ayudas

- Que menos ante una mujer que ayudar, bastante poco caballeroso he sido llegando tarde

- Jajaja, si tú te empeñas en ayudar, no te preocupes por esos minutos de espera, es un placer esperar mirando barcos … con lo que nos habría gustado este espectáculo en Madrid

Perfecto, primera pista, nos conocíamos de cuando era joven y vivía en Madrid, de eso hace … joder, salí de allí al hacer selectividad … traté de sacar más pistas

- Y tú Marijose, ¿Cómo es que estás buscando camarote?, menudo cambio, ¿no?

- Jajaja, hombre lo de buscar vivir en un barco es el menor de los cambios, salí de Madrid un par de años después que tú, he ido dando tumbos … ya ves lo cambiada que estoy

- Ya veo, y ¿a qué te dedicas ahora?

- Me he venido a ver si puedo vender excursiones a los turistas, durante el invierno hago lo mismo en las zonas de esquí … gano dinero pero es demasiado de temporada y toca complementar …

- Jajaja, lo mismo me ocurre a mí – seguía sin saber de qué la conocía

Hicimos un rápido tour por el barco deteniéndonos en el camarote disponible y ahí vino otra sorpresa, para ser mujer no se empeñó en ver el hueco en los armarios, en revisar cada palmo para comprobar vete tu a saber que cosa

- Está genial, Juanjo, si no tienes pegas me gustaría alquilarlo

- ¿pegas? Ninguna, jajaja, las condiciones te las comenté por teléfono, solo añadiría la prohibición de cajas de tampax en el baño

- Jajajaja, eso te lo puedo garantizar … te veo confuso Juanjo … jajaja … me llevas dando cháchara desde que nos hemos visto pero no tienes ni puñetera idea de quien soy

me sentí como un niño pillado en falta

- Jaja, verás …, es que …, bueno si, me suenas horrores pero no tengo ni idea de que te conozco …

- Jajaja, suele ocurrir. Del alquiler del camarote, ¿hay acuerdo?

- Claro, claro … pero ¿piensas mantenerme en ascuas mucho tiempo? – dije ensayando una sonrisa

- Ok, pero recuerda que hemos hecho un trato con lo del camarote … íbamos al mismo instituto, ¿me recuerdas ahora?

- No

- Iba a la clase de al lado, ¿me recuerdas ya?

- No

- Jajaja, te acuerdas que salías con una chica que se llamaba Marta

- Si …

- Recuerdas que muchas veces salíais con otra pareja, con su amiga Susi y con su novio Jose María

- Si, claro, joder Susi, como has cambiado …

- Jajaja, eres un encanto, al final vas a ser más mono que avispado, no soy Susi …

- Joooder

Ahora, ahora caía …. era, no podía ser,

- ¿Jose María? pero … pero … tu eres, vamos que eras …

- Jajaja, ¿un hombre? Si

- Perdona, pero es que me has pillado desarmado …

- No quiero m*****arte, Juanjo, si crees que vas a estar incómodo olvidamos la chorrada del trato y busco otro alojamiento.

- No, me he sorprendido, ¿m*****o? No creo pero es que … si te soy sincero estoy completamente desubicado ahora mismo

- Bueno, si te soy sincera me siento halagada, lo normal es que me reciban con malas caras, disgusto, desconfianza cuando conocen mi “peculiaridad” … tu solo estás desubicado pero no veo en ti nada de eso

- Claro … claro … tu … en fin … éramos amigos … y bueno … ahora … ¿Qué te ha pasado?, ¿Cuándo has cambiado?, ¿porqué?

- Alto, alto, …. Eso son muchas preguntas, si quieres te invito a una cerveza y satisfago tu curiosidad

- ¿cerveza? Casi mejor una tila

- Jajaja, vamos a tomar algo

II

Acomodados en la terraza del club náutico, aprovechando que caía una de esas calurosas tardes de primavera pedimos unas cervezas mientras él o ella, vamos Mari Jose me ponía al día, espero no defraudar a nadie pero no quiero contar esa parte de su vida, creo que es algo muy personal que si quiere debería contar ella, solo puedo decir que lo pasó mal y que hizo auténticas filigranas para ser quien era, quien quería ser, sin pasar por la peor parte de las chicas como ella, la prostitución …

- … por eso Juanjo, cuando te he visto se me ha abierto el cielo, no quiero pasar por el mal trago de alquilar un apartamento y tener que aguantar las caras raras cuando no las negativas de los caseros al saber mi condición …

- Te entiendo, ¿pido otras dos cervezas? A mi … jajaja, a mi sabiendo que no habrá tampax me vale.

- Jajaja – reíamos con ganas, hacía tiempo que no lo pasaba tan bien- vale, pide otras cervezas …

La verdad es que la charla se alargó hasta entrada la noche, pedimos algo para picar … en realidad me sentía muy muy extraño, estaba hablando con un amigo y así lo sentía, entendía a la perfección porque había llegado a ser quien era después de escuchar su historia peeero no podía evitar mirar de reojo su escote, o sus muslos cuando se movía en su silla …. La escuchaba hablar de Madrid, de su trabajo en la Nieve … y a ratos me sorprendía a mi mismo mirándola como a una mujer, fijándome en su boca, en sus gestos, en su … mierda, no podía estar pasando esto … creo que ella lo estaba notando … la charla se alargó mucho, en eso me pareció una auténtica mujer … risas, confidencias … cervezas … lo suficiente para ir ganando confianza …

- Venga JuanJo, sé que una pregunta te ronda la cabeza … jajaja, ya te he dicho que me encanta tu sinceridad, no me enfado.

Que puñetera hacía mucho rato que en mi mente se empezaron a mezclar cosas, empecé a ver normal lo que hasta pocas horas antes no es que no me lo pareciera es que directamente jamás me lo había planteado y algo rondaba la mente, la duda me superaba …

- No quiero ser de****tés pero desde hace rato me pregunto … en fín, has dado un cambio increíble, se te ve realmente femenina, eres la mujer más guapa con la que he hablado en mucho tiempo, tienes un cuerpazo que al camarero le va a dar un infarto de tanto mirarte … pero …

- Joder Juanjo, vas a hacer que me sonroje ….

- Esto … sigues ¿sigues siendo un hombre?

- Jajaja, sabía que te rondaba la cabeza …. ¿sabes que la curiosidad mató al gato?

- Vamos, vete a la mierda, no vuelvas a escabullirte y tenerme en ascuas

- No me he operado, aun conservo .. en fin sigo siendo en parte hombre … disgustado …

- Aliviado …

Nos quedamos callados, no era un silencio incómodo, simplemente pensábamos.

Había sido sincero, estaba aliviado, de haber estado operada … estoy seguro que habría vencido todas mis cautelas y sé que me habría dejado cortar el dedo de una mano por haber tenido algo con ella, si ya sé que lo habría hecho con alguien que nació hombre, con alguien que había sido mi amigo, me habría dado igual … me sentí aliviado, eso cambiaba mucho las cosas …

Seguimos con charla animada, intrascendente, era un encanto, jajaja, era exactamente lo que era, estar hablando con un colega con tetas …

- Mierda, que horas, …

- Cierto y ahora qué, tengo la maleta en una taquilla de la estación de autobuses, ¿te importa si voy a por ella en un taxi y me instalo esta noche aunque sea un poco tarde?

- Jaja, ¿importarme? No, pero lo tienes complicado, la estación cerró hace una hora, si quieres vente al barco esta noche y mañana con calma recoges tu equipaje.

A pie y con algún tumbo de por medio llegamos al barco, jajaja, volví a ayudarla a subir al barco

- Jajaja, Juanjo, me encanta, me sigues viendo suficientemente femenina como para ayudarme a subir al barco

- Jajaja, mierda, si perdón, es que

- Jajaja, no te disculpes, me encanta que me veas así – mierda, me había guiñado un ojo al decirlo y yo había sonreído bobaliconamente-, tengo que abusar de tu confianza … me podrías dejar algo de ropa para pasar la noche …

Me pilló, ¿Qué ropa? Buscando mientras ella se aseaba, logré encontrar un bikini abandonado por alguna inquilina pasajera de mi camarote y le presté una de mis camisetas para que la usara de pijama, o camisón … o yo que sé. Nos despedimos …. Un par de besos en las mejillas como dos buenos compañeros de barco y cada uno a su camarote.

Miento si dogo que pase la noche tranquilo … daba vueltas en la cama, sudaba, daba vueltas a la cabeza … sin darme cuenta me vi como cuando era adolescente, masturbándome para poder relajarme … cuando uno está en esa situación la imaginación es nuestra mejor aliada, te imaginas escenas de sexo en la que eres atendido por dos mulatas, o por una vecina a la que un golpe de viento te ha permitido un furtivo vistazo a su lencería … y en eso estaba pero me era imposible … acudía sin falta a mi mente Maria Jose, me avergonzaba a mí mismo, su escote, sus muslos, su culo, su boca … por un instante por mi mente cruzó la imagen de ella en bikini con la braguita abultada por su pene, haciendo el inequívoco gesto de desprenderse de su braguita … la excitación me pudo … se me nublo la mente, exploté, me corrí violentamente, manchando mi pecho, mi mano, mi pene, incluso algunas gotas alcanzaron mi cara … quedé extenuado sobre la cama, empapado, sudoroso y por encima de todo confuso, cuando uno está con gran excitación puede imaginar cualquier cosa pero si hemos dejado correr la imaginación nada más corrernos desechamos esos pensamientos, incluso nos pueden llegar a dar asco, pero esto no era el caso … salí de mi camarote con cuidado de no hacer mucho ruido, me aseé como pude en el baño, volví a mi cama sin haber recuperado la tranquilidad de espíritu pero con cansancio acumulado y el cuerpo relajado, la verdad es que tardé poco en empezar a conciliar el sueño, no sé, quizá fuera imaginación mía pero me pareció que Mª Jose salía de su camarote para ir al baño ...

III

Me desperté sobresaltado, puto teléfono, a veces parezco un cerrajero de 24 horas, una avería, tocaba trabajar, salí corriendo al baño, ducha, desayuno a la velocidad de la luz y justo cuando salía vi abrirse la puerta del otro camarote … y la cara de Mª Jose. Joder, mi camiseta dejaba traslucir unos pezones tan llamativos que me hizo perder el hilo de mis pensamientos unos segundos

- Bu, bu, buenos días Mª si quieres desayunar hay cosas en la cocina/comedor, luego nos vemos …

- Gracias, suerte y serénate ..

Zorra, jaja, vuelta a la rutina, sacar la moto del barco y marchar a toda leche … llegue de vuelta a primera hora de la tarde.

- Hola Mª ¿Qué tal? ¿ya te has instalado?

- Genial, me ha dado tiempo a recoger la maleta, instalarlo todo e ir a varios hoteles para hacer presentaciones … justo acabo de llegar y me iba a cambiar para tomar el sol en la cubierta si no te m*****a …

- ¿m*****arme?, ¿porqué?

- Hombre, ya sabes, yo …

- Chorradas –que mejor que normalizar las cosas- te importa que suba contigo

- Genial

A los 10 minutos estábamos los dos en cubierta yo en bermudas y ella en bikini y con pareo

Ese bikini … joder que tetas … que cinturita …. Pero no la ví muy segura … se tumbó sobre la cubierta en la parte delantera del barco …

- Caray Mª eres la primera persona que veo tomar el sol con pareo

- Es que …, me da bastante reparo …

- Que chorrada, espero que no sea por mí …

- Pues la verdad es que por ti y por la gente que pueda verme

- Por mi, por favor no te preocupes, jajaja, soy un caballero y soy discreto pero la gente .. si quieres, podemos salir un rato a navegar y ahí seguro que no te sientes m*****a con los vecinos ..

- ¿en serio? Claaaaro que si

Salimos a navegar aprovechando el buen tiempo, me confesó que para tomar el sol acostumbraba a ir a sitios discreto, solitarios, …

Una vez salimos del puerto la verdad es que ella se relajó y pasados 10 minutos se la veía feliz, se quitó el pareo y se tumbó boca abajo a tostarse, 10 minutos después, ya sin velas, la acompañé … seguía tumbada boca abajo en la parte delantera de la cubierta, con disimulo según avanzaba hacia ella me fijé con calma, con delectación en su figura, era imposible pensar que pudiera ser un hombre, su piel aun blanquita, se adivinaba suave, su melena puesta hacia arriba para dejar su espalda al sol se veía increíblemente femenina, su estructura, con su cintura estrecha y su cadera ancha unidas a unas nalgas prominentes daban como resultado el mejor culo que había visto en mi vida, sus piernas, eran largas, tal vez un poco más fuertes que las de una chica normal pero acompañaban a la perfección al resto de su cuerpo. A mí lo de tomar el sol es algo que me parece lo más absurdo del mundo pero la charla, la compañía, … me senté a su lado, miré con disimulo sus pechos aprisionados por su cuerpo sobre la cubierta … joder que espectáculo.

Empezamos a hablar

Risas, historias …

- Perdona Juan Jo, espero que no te sientas violento pero te importaría echarme protector solar …

- Claro, porque iba a importarme.

La verdad es que lo hice muy bien apenas se me notó el temblor de manos al cubrir su suave piel con la crema, masajeaba al tiempo su espalda … y ella, para que no se impregnara de crema la tira del bikini la soltó con maestría, siempre he admirado en ellas esa capacidad, si por mi fuera esos cierres serían siempre de velcro … joder … me empezaba a poner nervioso … y lo peor es que se notaba … legue con la aplicación de la crema hasta su braguita, tratando de no mancharla, salté a sus piernas … dios que tersas estaban … ¿Cómo podía ser que estuviera sufriendo esa erección acariciando a un hombre? supongo que deje me en el puerto algunos de mis temores porque seguí extendiendo crema por sus piernas hasta llegar al principio de las nalgas … la escuche respirar más fuerte … traté de no hacer el ridículo … dejé el bote de crema y me tumbe como ella, boca abajo, tratando de ocultar la erección

- Jajaja, Juanjo, no decías que no te gustaba tomar el sol

- Si bueno … no eras tu la que decía que tomar el sol la relajaba …

El juego me había calentado demasiado, allí tumbados boca abajo, con la cara apoyada en la cubierta y mirándonos, con el calor, la charla, la visión del lateral de sus pechos y el desasosiego de saber que me había puesto cachondo acariciar a una chica que en el fondo era un hombre la erección no remitía …

Tal vez fuera ese relax, o que el sol nos reblandeciera la sesera, no entiendo como sino llegamos a ciertas conversaciones …

- Joder, Mª, nunca hubiera imaginado este cambio … no es que creyera que eras …. Como yo, joder, es que salías con chicas, coño si hasta salimos con nuestras novias de aquel entonces …

- Si, la verdad es que cuesta creerlo, Susi mi novia de aquel entonces no llevó bien mi cambio, a pesar de haber roto la relación tiempo atrás pensaba que era culpa suya pero …

- Joder, pero no lo entiendo … a ti recuerdo que te gustaban ellas … recuerdo un día que los 4 íbamos con una copa demás y se nos ocurrió ir a un picadero, en mi coche, recuerdo que echamos los respaldos de los asientos delanteros hacia atrás y tu chica y tú os liasteis en un asiento y yo con la mía en el otro … recuerdo que tanto vosotros como nosotros tuvimos sexo, … te recuerdo a ti emocionado y a tu chica la recuerdo dando auténticos chillidos y gemidos …. Joder me dabas un montón de envidia, mi chica era menos expresiva, jajaja, y recuerdo que por vuestra culpa acabé mucho antes de lo previsto, ¡tu chica gemía como una bestia!

- Jajaja, ya no me acordaba de aquello, claro que me gustaba … y me gusta … ¿Por qué crees que han dejado de gustarme?

- Vamos … tu aspecto … -notaba como me ponía rojo-

- Jaja, no te preocupes, por mi aspecto es lo normal, pero siempre me han gustado las mujeres … incluso ahora pero con mi aspecto es muy difícil estar con ellas … jajaja, si es verdad, Susi, berreaba, gemía, chillaba … era una auténtica loba, pero tu chica, Marta …

- Marta era una monada, tierna, dulce, guapa … pero en la cama era bastante sosona, ayudaba, disfrutaba … pero …

Me miró muy fijo a los ojos.

- De verdad ¿quieres seguir con este tipo de conversaciones? Jajaja, a este paso no vas dejar de tomar el sol boca abajo hasta que se haga de noche …

- Jajaja, no creo – que cabrona, tanto se me notaba el empalme que tenía- ¿Qué decías de Marta?

- Cuando dejé a Susi viví un periodo de prueba, hasta que determiné iniciar mi cambio, pero hasta entonces … vosotros habíais terminado, tu te había marchado y Marta y yo … en fin …

- No jodas que te acostaste con ella … - estábamos hablando como dos colegas-

- … si, la verdad es que nos acostamos unas cuantas veces y no me pareció nada sosa … a mi me pareció una loba, viciosa, escandalosa … me da vergüenza recordarlo pero nos echaron de una discoteca por los gemidos que daba mientras nos lo montábamos en el aseo …

- Marta … ¿bromeas? … ¿en serio dices que a la chica que salía conmigo te la follaste hasta en el baño de una disco? … imposible, si era muy pudorosa, muy … te estás quedando conmigo y solo lo dices para ponerme nervioso …

- Jajaja, la verdad es que no, no me quedo contigo, ya te he dicho que fue una etapa convulsa en mi vida

Joder, me sentí un poco cohibido, como asumir que alguien como Mª que aparentaba ser una mujer imponente había sido capaz de follarse a una Ex mía y sacar de ella cosas que yo no había sido capaz … la verdad es que jodía pensar que Mª Jose, Jose Mª en aquel tiempo era una máquina follando tías, mierda … pero no había que engañarse, la conversación surtía efecto, imaginar eso me había puesto aun más cachondo … de mi mente no se iba la imagen de aquel día los cuatro en el coche follando, los gemidos de su novia ponían cachondo a cualquiera y él … recuerdo que el polvo que se marcó era impresionante …. Con la calentura de la circunstancia, con los gemidos de su novia y con el polvo que yo estaba echando me corrí algo antes de lo que era habitual y después de correrme continué con besos y caricias con mi novia mientras la otra pareja continuaba follando a medio metro de nosotros, ella continuaba berreando como una posesa y el siguió bombeando sin compasión, recuerdo que ella se corrió unas cuantas veces y que él tardo en correrse, quizá lo hiciera para que no nos sintiéramos mal nosotros …

Me sorprendí metido en mis pensamientos con una erección impresionante … y ella, Mª jose tumbada a mi lado … metida en sus recuerdos y creo que hasta sonriendo con ellos, sin reparar en lo que hacía me volteé … mierda quedé boca arriba con mis bermudas incapaces de esconder una erección de libro … Mª se giró justo en ese momento … sus ojos se iluminaron, se giró un poco más …. Miraba mi erección con poco disimulo … al girarse, con el sujetador desabrochado, dejó su pecho al aire …

Jajaja, casi recuerdo con cariño el momento, con miedo, con mucho miedo, alargue mi mano para alcanzar su pecho al aire … esa teta era simplemente perfecta, de tamaño medio , con un pezón precioso completamente erecto muestra de la excitación de Mª, inicié un suave masaje, miraba a Mª que permanecía tumbada boca abajo, con los ojos cerrados, con cara de placer, con su cuerpo elevado lo suficiente para que pudiera acariciarla … ella suspiraba profundamente … sin mirarme … movió su brazo hasta alcanzar mis bermudas, introdujo la mano por la goma de la cintura y sin preámbulo alguno, ni siquiera me miró para ver mi reacción, no quería enfrentarse con una mirada reprobatoria, o de asco, o … ella no lo sabía pero mi mirada era justo la contraria …. Alcanzó mi pene erecto … mi suspiro debió escucharse hasta en la distante playa y los de Mª no se hicieron esperar, inició un suave masaje, acariciaba mi pene con dulzura, lo abrazaba cálidamente con sus dedos, subía su mano y la bajaba a lo largo del tronco de mi pene con toda la calma del mundo …

… me incorporé lo justo para deshacerme de mis bermudas … ella se deslizó suavemente hacia abajo … apoyo sus rodillas en la cubierta … había situado su cuerpo a continuación del mío, su cara quedó a la altura de mi sexo erecto, palpitante, siempre me he sentido orgulloso de mi polla, es algo más largo de la media y he disfrutado viendo la reacción tan positiva que veía en la cara de las chicas que accedían a él, en esta ocasión se repitió la escena, al mirar para abajo pude ver mi cuerpo desnudo, con la polla completamente erecta, sobre ella vi la cara feliz y viciosa de Mª, estando arrodillada y con las manos apoyadas a los lados de mi cuerpo pude ver su pecho completamente desnudo … sabía que se debían al bisturí pero ni por el tacto ni por el aspecto lo parecían, eran unas tetas simplemente impresionantes y sus pezones … joder parecían imitar a mi polla, los tenía durísimo … intente acariciarlos pero ella lo evitó, apartó mis manos con su cuerpo mientras se agachaba de forma decidida encaminando su boca hacia mi erección … no hizo prisioneros, inició una felación como no recuerdo otra, su boca ansiosa recorría todo mi miembro, cada vez que salía podía ver mi polla brillante por su saliva, a ella parecía importarle poco todo lo que nos rodeaba, chupaba como una posesa, era capaz de introducirla hasta que sus labios se posaban sobre mi pelvis, con sus dedos acariciaba mis testículos y con la otra mano pajeaba la parte de mi polla que eventualmente quedaba al aire … no voy a engañaros, tenía las hormonas al máximo y dado que ella me impedía interactuar con ella más allá de acariciar su cabeza mientras subía y bajaba me centré en el placer que me estaba regalando, noté como mis huevos se retraían, mi pene alcanzaba su máxima dureza, traté de retirar su cabeza ante la inminencia de la eyaculación pero ella haciendo caso omiso aguantó su posición … si, me corrí en su boca, me vacié dentro de ella … y a pesar de eso Mª continuó su labor … el placer que yo sentía en mi pene, ahora medio flácido, siendo devorado por ella era … tan grande como cuando me había corrido, era dolorosamente placentero …

Mª continuó chupando, lamiendo, acariciando, no le importó hacerlo durante 10 minutos más hasta que mi pene volvió a lucir erecto … sin previo aviso abandonó su labor, se giró, aun a gatas, con sus rodillas apoyadas en la madera de la cubierta, su culo en pompa, apoyó su cara en el suelo, tomó mi polla con una mano y con la otra apartó hacia un lateral la braguita que cubría su culo … alucinado como estaba me dejé llevar … vi como apuntaba mi polla hacia su estrecho agujero … a pesar de mantener su braguita puesta pude ver el culo más bonito que he visto nunca … ante mi alucinamiento y momentánea pérdida de iniciativa ella continuo con igual ímpetu, atraso su culo hasta dejar su agujero apuntado en mi glande … y ahí, a la par, ella empujó su cadera hacia atrás y yo hice lo propio hacia adelante … mi polla entró unos centímetros en ella, mi suspiro de placer se vio apagado por el suyo mezcla de placer y algo de dolor … no era el primer culo que penetraba pero desde luego era el más especial, de entrada por la actitud de ella que lejos de permanecer esperando mis gestos tomo la iniciativa, atrasó su cadera, hacía fuerza, mucha, buscando que la penetrara completamente, me pareció entender que ella prefería mover su cadera para controlar la penetración … pero no quería dejar de disfrutar la experiencia, posé mis manos sobre sus nalgas e inicie un bombeo cada vez más encendido, cada vez más vigoroso.

Mª, demostró ser las más viciosa, guarra y escandalosa de las mujeres que había penetrado, mi excitación iba en aumento, tomé la braguita por la cintura, no lo niego, saber que era una braguita que cubría lo que quedaba en ella de hombre me daba mucho más morbo, me animé en exceso, de un fuerte tirón desgarré la suave prenda, me quedé con ella en la mano, ella, lejos de enfadarse pareció ver en ello el culmen del vicio, gimió sonoramente, pude notar como su culo abrazaba mi polla con más fuerza, con espasmos, dios, se estaba corriendo … yo aceleré el bombeo … pero todo paró súbitamente … casi por el rabillo del ojo vimos venir hacia nosotros otro velero …. La reacción de Mª fue instantánea, salió corriendo dentro del barco, su pudor era increíble, la horrorizaba que la vieran … durante el polvo que acabábamos de echar hizo lo imposible porque no hubiera rastro de lo que en ella quedaba de hombre.

Dejó abandonado el sujetador en cubierta y en mis manos la deshecha braguita … corriendo de espaldas a mi pude intuir la sombra de lo que la hacía diferente. Sin prisa tomé mis bermudas y con calma me las puse tumbado para no llamar la atención de los tripulantes del barco que se acercaba … les vi acercarse, cruzamos un saludo lejano con la mano y mentalmente me acordé de sus ancestros por la interrupción … ya roto el momento me dispuse a bajar para hablar con Mª cuando reparé en ello, sobre cubierta, en el sitio donde había poseído a Mª lo vi, al principio no lo identifiqué, me mente no estaba preparada para ello … la cubierta lucía gruesos goterones de líquido, distribuidos en forma de generosos chorros, de un color blancuzco, sin haberse hecho la luz en mi mente lo toqué tratando de identificarlo, lo cálido del líquido hizo que la realidad explotara en mi mente, estaba tocando el Semen de Mª, noté una repentina repulsión, separé mis dedos de ese líquido viscoso, mi dedo no termino de separarse ya que colgando de la yema del dedo había un hilillo de semen que se empeñaba en permanecer unido a mi dedo y al resto del semen … dude … volví a tocarlo, al primer dedo se unió un segundo, a ese un tercero y sin darme cuenta mis manos amasaban el líquido derramado sobre la madera … mi cuerpo, ya no lo reconocía, ante tal gesto su única reacción fue una erección brutal …, joder como podía una erección como la que tenía en ese momento ser un gesto tan grande de poca virilidad … solo puedo decir que estuve varios minutos manoseando el semen de Mª, hasta que finalmente lo recogí con los restos de su braguita. No reconocía mis actos

IV

Cuando bajé a interior del barco la puerta del baño cerrada y la ducha sonando … imagino que Mª necesitaba tranquilidad, intimidad … subí a cubierta y dando por terminado el día inicié la vuelta, entrábamos en el puerto cuando Mª subió …

…la tarde hacía rato que había empezado a caer y con ella las temperaturas, ella subió vestida con vaqueros y una camiseta … ropa unisex donde las haya y que era incapaz de esconder lo absurdamente femenina que era … al llegar a mi lado, me sonrió …

- Perdona por dejarte a medias pero … es que hacía meses que no tenía sexo con nadie y …

- ¿perdonar?, ¿estás loca? ha sido increíble … pena que viniera el otro barco …

- Si … una pena … -mirándome a los ojos continuó- ¿sabes que la estamos cagando verdad?

- … quiero pensar que no

- Yo también pero, soy una chica “especial”, tu eras mi amigo, además lo eras en una época donde mi apariencia era diferente, somos compañeros de barco, eres mi casero, … hagamos lo que hagamos lo más fácil es acabar mal … ¿vale la pena?

Si alguna vez el teléfono tuvo el don de la oportunidad fue en ese momento, me llamaron para dar parte de una avería en un barco, preguntaban si podía ir urgentemente así que la respuesta quedó flotando en el aire …

- Mª, si quieres hay cosas para cenar en la cocina … mañana te veo

Como ocurre siempre la avería se alargó hasta entrada la mad**gada, jajaja, menos mal que les cobré una pasta por ello, al llegar al barco Mª debía llevar horas durmiendo en su camarote y yo … bueno, pasé la noche dando vueltas, inquieto, … joder … siempre me he visto un tío práctico y racional, ¿Qué cojones estaba haciendo? Acababa de tener sexo con un travesti, con un amigo … y en lugar de tratar de largarla del barco como había hecho en otras ocasiones con las chicas de turno lo que me pedía el cuerpo era ir hasta su camarote y acostarme de nuevo con ella, dormir con ella …

Trasnochar aunque sea trabajando pasa factura así que cuando mis ojos quisieron abrirse hacía muuucho que era de día, dicen que no es saludable levantarse tarde pero a mi ver que eran las 12 del mediodía en el reloj me sentó de vicio …

Evidentemente de Mª no había rastro por el barco, estaría haciendo de comercial por los hoteles … y yo … seguía tan confuso como el día anterior … pero como odio las incertidumbres tomé la iniciativa, jaja, y el teléfono

- Hola mª, ¿Qué tal?

- Hola, bien, estoy a un hotel de terminar por hoy

- Que mad**gadora … te apetece si paso a buscarte luego y vamos a la playa un rato

- Genial. ¿podrías coger mi bolso de playa para poder cambiarme?

La rutina de siempre saca moto del barco, … y a toda leche a recoger a Mª, quería pasar el día sin complicaciones … y sin interrupciones, silencié el teléfono para evitar averías, llamadas …

Ella estaba impresionante, metida en su papel de comercial de excursiones, de persona seria …, zapatos de tacón. Blusa blanca y falda ceñida por debajo de la rodilla, joder tenía todo el aspecto de ser la ejecutiva o la secretaria más espectacular que hubiera visto nunca y a tenor de las miradas del personal de recepción ellos debían pensar algo parecido, pidió permiso para poder cambiarse de ropa en las instalaciones del hotel y de allí salimos, yo en bermudas y camiseta y ella con bikini y pareo … y ahí si que las miradas de los recepcionistas fueron indisimuladamente libidinosas … no lo voy a negar … me sentía orgulloso

Pasamos un buen rato, charlas, paseos por la playa, tomar el sol y ante mi insistencia fuimos a darnos un baño … pero Mª era reacia a quitarse el pareo … finalmente me miró, pude ver en sus ojos miedo a mi reacción, se quitó con temor el pareo sin dejar de mirarme … esperando mi reacción, no valía la pena hacerla esperar, ella temía que pudiera pensar al mirar su braguita …

… y su braguita … en fín a los que estuvieran a 10 metros de distancia les parecería un mujerón pero a mí, a medio metro de ella … su braguita se veía algo más abultada de lo normal, nada exagerado, como si fuera una mujer con un monte de venus un poco más prominente de lo normal, seguía pareciéndome un mujerón … y mis ojos debieron decir lo que mi mente pensaba porque la cara de Mª se transformó …. afloró una sonrisa radiante.

- Gracias por no salir corriendo

- ¿corriendo?¿donde?

- Jaja, no seas bobo, sabes lo que quiero decir, ¿no te avergüenza que te vean con una chica como yo?

- ¿una chica como?

- Joder, lo sabes …

- Mª, si miro a nuestro alrededor veo a los padres de familia que están en la playa intentando mirar con disimulo a la mujer más espectacular de la playa, aquellos tres jovencitos estoy seguro que hoy las fantasías con las que se masturben serán ocupadas por ti, ven lo que hay, una mujer increíblemente atractiva, y yo … opino lo mismo que ellos …

- Ya, pero no soy una mujer al uso y …

Comenzaba a aburrirme de las dudas, di el medio paso que nos separaba, la abracé, apoyando mi bermuda contra su bikini, haciendo que ella fuera consciente de la excitación que me provocaba … mi erección era incipiente.

- déjate de tonterías, eres genial … y vamos al agua o me van a conocer como el empalmao

Sobra decir que en el agua la cosa no mejoró, los juegos, el roce … las caricias bajo el agua … mi erección empezaba a ser notable y Mª hacía cualquier cosa para que quedara al alcance de sus manos … mi excitación tomaba decisiones por mi y caliente como estaba aproveché la primera oportunidad que se presentó para tomarla de espaldas, abrazarla, pegar mi pene erecto a sus nalgas y …, quería despejar todos los nubarrones … una cosa era verla tan atractiva y otra enfrentarse a la realidad de lo que era … no debía haber sitio para dudas … una de mis manos se deshizo de eso abrazo para comenzar a bajar por su vientre plano, me detuve en su ombligo, joder que femenina era … en el fondo yo tenía tantos temores como ella, temía que mi reacción fuera negativa … continué bajando mi mano hasta llegar a la goma de la braguita del bikini, lo reconozco, cerré los ojos, me consta que ella hizo lo mismo y como el que da un paso hacia el vacío mi mano bajó los últimos centímetros para alcanzar su objetivo.

Lo roce con mis dedos, era la primera vez que tocaba un pene ajeno, era suave, era .. diferente, las yemas de los dedos acariciaron el tronco, con calma, lo recorrí hasta llegar extremo de su pene, acaricié la abundante piel que lo cubría, volví hacia atrás, recorriendo su pene sin dejar de tocarlo hasta llegar a su pubis, baje un poco más la mano hasta alcanzar sus testículos … soy sincero si digo que tengo recuerdo muy muy confusos de ese momento, no recuerdo la textura, la dureza de todo lo que acariciaba, tampoco del tamaño, recuerdo lo más importante de esos primeros segundos, me gusto, me encantó … por nada del mundo quería dejar de tocar lo que estaba tocando … pasados esos primeros segundos las cosas fueron claras también para Mª, el hecho de que mis manos no dejaran bajo ningún concepto abandonado su nuevo tesoro no dejó sombra de duda, pude escuchar un enorme suspiro de alivio

A pocos metros de nosotros cruzó un bañista que nos devolvió a la realidad

- Mª, ¿te apetece ir al barco?

- ¿seguro?

- Si, vamos

- Espera un segundo que me coloco el bikini

- Una pena, me encantaría que los que están junto a nuestra toalla supieran como es mi pareja …

- Estás loco …

Su pequeña recriminación no podía ocultar la enorme felicidad mi aceptación plena de ella tal cual era …

Que decir, nos vestimos casi a la carrera … subimos a la Vespa y encaramos los 10 km escasos que nos separaban del puerto …

Ella se aferraba a mí, sus manos agarraban mi abdomen … y cuando no estábamos rodeados por coches en algún semáforo dejaba caer una de sus manos hasta mis bermudas … tocaba con disimulo mi pene por encima del pantalón … mi excitación iba en aumento y mi erección también … sobra decir que el juego me encantaba … y a ella también suspiraba ostensiblemente … pegaba su cuerpo al mío, podía notar sus pechos sobre mi espalda, podía notar la humedad del sujetador de su bikini sobre mi camiseta … y empecé a notar algo más … empecé a sentir que algo cobraba dureza contra mis nalgas … joder … ella estaba teniendo una erección … insinuó una especie de disculpa que tuvo como respuesta que mi cuerpo se acomodara para poder notar mejor aquella sensación …. El mensaje le llegó nítido, ya sin disimulo apoyo su pene contra mis nalgas, su mano inquieta no paraba de masajearme … se me hizo eterno el camino hasta llegar al barco …

Parecía que hubiéramos tirado la moto más que aparcarla y casi en volandas entramos en el barco, cerramos la puerta y por primera vez nos enfrentamos a nosotros mismos … la cosa era fácil, la pasión nos podía, mis bermudas y camiseta volaron, tarde escasos segundos en estar completamente desnudo frente a ella, ella se quitó casi con urgencia su pareo, el sujetador de su bikini, dejando al aire sus tetas, increíbles …. Me abalance sobre ellas, las sentía mías, sentía pasión por esos pezones que reaccionaban visiblemente al masaje que hacía a los pechos y a las grosera lamidas que les propinaba, se erectaron, supongo que casi debían dolerle de la dureza que tenían … mi pene … volvió a iniciar otra erección …

La miré a los ojos, llevé mis manos a la braguita de su bikini y lo dejé caer al suelo, sin dejar de mirarla a los ojos una de mis manos subió hasta su pecho y la otra, con calma se encaminó hacia su sexo, esta vez me sorprendí y mis ojos lo reflejaron, no sentí ningún tipo de repulsión o rechazo, simplemente sorpresa … y la cara de Mª … alegría y vicio … me sorprendí, esperaba encontrar el mismo pene que había acariciado dentro del mar pero lo que encontré fue algo diferente, encontré la misma piel suave que cubría un cuerpo que ganaba dureza a gran velocidad … pasada la primera impresión, sin dejar de mirar a los ojos de Mª, mi mano tomó con fuerza el tronco de su pene, podía notar como crecía en mi palma, ganaba dureza, mucha, … la tenía más dura que la mía … por primera vez bajé la vista para verlo …

Nunca había visto la polla de nadie en persona pero no lo necesitaba para saber que aquel era un buen ejemplar, su dureza me permitió descubrirlo en todo su esplendor, era de una longitud más que aceptable, tal vez un par de centímetros más corta que la mía, ya he dicho que siempre he estado orgulloso de mi dotación en contrapartida la de mi chica era más gruesa, notablemente más gruesa que la mía, se la veía ligeramente desproporcionada, morbosamente gruesa, era un poco más morena que el resto de su piel, estaba recorrida por gruesas venas claramente visibles, su glande aparecía cubierto por la piel … esa piel … aun con el glande cubierto su piel mostraba generosos pliegues a lo largo del tronco, bajo su pene pude distinguir sus testículo … a juego con su pene eran de un tamaño generoso, mayores que los míos, cubiertos con abundante piel, muchos pliegues … no se porque pero aquello me pareció algo maravilloso … moví con suavidad la mano que agarraba ese tronco, desplazando la piel que lo cubría, mis ojos casi no pestañeaban para no perderse nada del espectáculo a****l al que estaba asistiendo, poco a poco la piel al retirarse dejó a la vista su glande, grueso, brillante, tenso, … viril … Mª suspiró, le gustaba … bajo su mano hasta alcanzar mi pene, también erecto, para imitarme ….

Había contraste entre nuestras pollas la mía más larga, más clara, la suya … más morena, más corta, muy gruesa, muy duras ambas aunque talvez por el hecho de palpar por primera vez su polla me parecía más dura que la mía … daba igual … su otra mano se deslizó por mi espalda para atraerme hacia ella, nuestros cuerpos se unieron, nuestra manos abandonaron pesarosas nuestros penes para abrazar nuestras espaldas mutuamente y fundirnos en un beso profundo, húmedo, caliente … nuestras pollas se encontraron por primera vez … podía notar el contacto de su polla contra la mía, su dureza contra mi pubis, mi polla contra su piel … la excitación iba en aumento …

… que contar … sobra decir que las caricias se multiplicaban, nuestras manos no paraban, acariciábamos nuestras pollas, sus tetas, su culo, ella arañaba mi espalda, eventualmente rozaba y chupaba mis pezones … notaba explotar mi polla … María trató de agacharse para alcanzar mi pene con su boca … pero lo impedí … con suavidad pero sin dejar dudas empujé su cuerpo hacia mi camarote … el espectáculo debía ser impresionante, los dos andando desnudos por el interior del barco, yo algo más moreno y más alto que ella y ella con esas caderas bamboleándose, más bajita que yo, con su polla absurdamente gruesa y dura … me parecía morboso y … natural.

Al llegar a la cama la voltee, obligando a su cuerpo a caer en la cama, boca arriba … tomé la iniciativa, o la tomó mi cuerpo … realmente no lo se … solo sé que me encontré en la misma posición que ella estuvo el día anterior, con las rodillas clavadas en la cama y su pene a escasos centímetros de mi cara … adelanté la mano para tomarlo por el tronco, me maravillaba, estaba acariciando una polla y lo estaba disfrutando, abracé su tronco con mis dedos con firmeza … volví a correr la piel que cubria el glande, su polla, con ese grosor, con esas venas, con esos pliegues … no necesitaba de la longitud de la mía para parecer algo más serio … más de hombre … con más pasión que oficio comencé a masturbarla con timidez … y los gemidos de Mª no se hicieron esperar, casi aullaba cada vez que dejaba que la piel cubriera por completos su glande para a continuación descapullarlo por completo, me gustaría haber alargado eso durante horas pero la pasión nos dominaba … no sé como, me vi encaminando mi boca hacia su pene ante la sorprendida mirada de ella … según se acercaba se iba viendo más grande, traté de abrir la boca tanto como pude para dar cabida a su miembro … con dificultad conseguí introducir la punta … me faltaba costumbre … miré hacia arriba para ver el rostro de la mujer a la que estaba chupando el pene con los ojos cerrados …. Por primera vez pude saborear el mejor de los sabores, el sabor a Mª, el sabor a su virilidad, el sabor a lo que en ella quedaba de hombre … y me encantaba …. tomando el tronco de su polla con la mano, a duras penas podían juntarse mis dedos debido a su grosor, fui introduciendo su pene en mi boca con lentitud, con calma, disfrutando cada centímetros … cada vez que subía y bajaba a lo largo de ese tronco lo hacía de manera más amplia, pronto mi mano era un estorbo ya que era capaz de introducir en mi boca la práctica totalidad de su polla … mi mano no perdió ocasión … abandonó su polla para ir a parar a sus gruesos testículos, iniciando un vicioso masaje … en ocasiones aprovechaba que mi boca engullía casi hasta el fondo su polla para agarrar los huevos con mi mano y tensarlos … no era experto en chupar pollas pero si en saber cuando una polla está a punto de soltar su carga … di un respiro a María … abandoné su polla para subir por su cuerpo, iba rozando mi cuerpo con el suyo, hasta quedar mi boca a la altura de sus tetas … no dejé un centímetro sin chupar, sin lamer, sin … ella gemía, Dios, como me ponía de cachondo sus ruidos … seguí ascendiendo hasta que nuestras bocas se encontraron en un lascivo beso, podía notar su polla contra la mía, girábamos en la cama, nos retorcíamos de placer …. hasta que mi cuerpo quedo boca arriba …

Ella trató de descender para imitar lo que yo había hecho minutos antes … pero no lo consiguió, la abracé con fuerza para que no abandonara mi boca … no quería dejar de sentir la dureza de su polla contra mi cuerpo, contra mi polla … mi cuerpo volvió a tomar la iniciativa, nuevamente Mª se sorprendió, pero es que estoy seguro que mi cara también reflejaba sorpresa cuando mis piernas comenzaron a abrirse … joder … mis piernas se movieron hasta abrazar su cintura, eso lo había vivido cientos de veces cuiando las chicas a las que me follaba lo hacían pero en esta ocasión … las piernas eran las mías y la polla que se clavaba en mi pubis era la de Mª … estaba muy muy cachondo, pero no puedo decir que lo hiciera llevsado por la pasión del momento, lo hice porque es lo que en el fondo de mi ser más deseaba … bajé mi mano, alcancé la polla de Mª que tenía una dureza como no recuerdo haberla tenido yo nunca y como pude traté de llevarla hasta mi virgen agujerito … Mª no podía creer lo que yo trataba de hacer … lentamente tomo la iniciativa. Se separó ligeramente de mí para, con cuidado aplicar un poco de saliva en mi culo …. Joder … solo el roce de sus dedos alrededor de mi agujero casi consiguió que me corriera, la imité y aplique saliva de mi boca sobre la punta de su pene … las cartas estaban echadas … volví a tomar su pene para ponerlo directamente sobre mi agujero … y me entregue a ella.

Ella consciente de mi virginidad puso su alma en hacerlo lo mejor posible … con dulzura pero sin dejar la firmeza necesaria empezó a hacer presión sobre mi asustado esfínter, lo creía imposible pero la lubricación de nuestra saliva obró el milagro, la presión necesaria para que empezara a entrar hizo que ese primer empujón acabara con todo su glande dentro de mí, crei morir, los gritos debieron oírse fuera del barco … ella me tranquilizo, con sus palabras, con cariñosos besos, con caricias … quedó allí, dentro de mi pero parada, dejando que mi cuerpo se acostumbrara a su polla, cuando me creyó preparado volvió a hacer presión contra mi culo y poco a poco fue entrando en mí, de vez en cuando paraba, volvía a cuidarme, a besarme … aunque ambos sabíamos que su presión, su empuje, su penetración debía continuar … me sorprendió descubrir como mi cuerpo se adaptaba a su virilidad, sin saber como su cuerpo se pegó completamente al mío, muestra inequívoca de que estaba completamente dentro de mí … mis piernas abrazaron aun con más fuerza su cadera para que no se despegara un milímetro de mí … bajé mi mano hasta alcanzar nuestros sexos, primero toque sus gruesos cojones apoyados contra mis nalgas, pude palpar los gruesos los pliegues que los recorrían y notar el sudor que los cubría, fruto del esfuerzo de Mª por penetrarme, noté claramente el nacimiento de su pene completamente pegado a mi reventado esfínter, así como estábamos se sentía aun más grueso …

Me sentí completamente suyo … con suavidad Mª comenzó a mover su cadera, lo hizo de manera prácticamente imperceptible al principio para ir poco a poco aumentando la amplitud de los movimientos y su intensidad pero debido al grosos de la polla que me llenaba por completo cada vez que trataba de salir de mí, mi culo seguía empalado en ella, así que ella comenzó a forzar los movimientos, sujetándome de las caderas para permitir que su polla deslizara por mi interior, cada vez que salía podía notar el vacío en mi interior y cada vez que me embestía me sentía lleno, los intensos dolores pronto dejaron paso a un placer difícilmente describible, las cosas comenzaron a armonizarse, mi cadera se movía al compás de sus embestidas, mis manos magreaban sus tetas, pellizcaban sus pezones, el sudor cubría nuestros cuerpos, sobre todo el de María que hacía grandes esfuerzos para penetrarme con la energía que lo hacía, sus gemidos eran acordes con el esfuerzo y los míos poco a poco aumentaron de intensidad … en pocos minutos el ritmo era frenético, sus embestidas habían perdido todo signo de suavidad, o dulzura, simplemente empujaba, embestía, penetraba …. Me sorprendí a mi mismo gimiendo, chillando, suspirando de la misma manera que recordaba lo hacía su novia cuando se la follaba a medio metro de mí, ahora entendía a su novia y ahora entiendo porque María era capaz de hacer que mi Ex chillase como una loca mientras se la follaba … la excitación era máxima … repentinamente noté como su cuerpo se tensaba, como sus embestidas cobraron dramatismo … María trató de salir de mi pero lo impedí abrazando su cintura con mis piernas aun más fuerte, quería ser suyo completamente, su cara se transformó, embistió con más fuerza aun … mis gemidos alcanzaron el máximo, sin siquiera esperarlo, sin haberle prestado atención mi pene explotó, el de María reventó en mi interior, notaba como mi leche salía disparada de mi polla y caía sobre mis abdominales, manchaba mi cara, y el pecho de maría, su leche … notaba como inundaba mi interior, notaba el calor de su semen en mí … sus embestidas eran ya carentes de todo ritmo y mi polla seguía soltando leche como no recordaba haberlo hecho nunca antes … María cayó desplomada sobre mí, estábamos completamente extenuados.

V

Permanecimos así largos minutos, sin hablar, sintiéndonos … yo pensaba en lo que acababa de ocurrir, había perdido mi virginidad con un hombre, un travesti acababa de regalarme la mejor sesión de sexo de mi vida, le había chupado su pene, me había desvirgado y me había penetrado con una virilidad impropia y me sentía pleno por ello, me sentía feliz sabiendo que su semen inundaba mi interior, me sentía en la gloria notando su polla aun dentro de mí, aunque hubiera perdido por completo su dureza, mis piernas continuaban abrazadas a su cintura … María se movió, estaba empapada en sudor la pobre y es que no era para menos, había follado como una auténtica salvaje, la potencia con la que me embestía habían sido casi insultantemente potentes … poco a poco ella comenzó a moverse sacándonos a ambos de nuestros pensamientos.

No hablo, creo que temía que pudiera decir algo que no quisiera oir, simplemente me beso, me miraba a los ojos sin decir nada ….

- Gracias –fue todo lo que acertó a decir-

- Gracias a ti, me has hecho sentir pleno, nunca había hecho nada sí, ni siquiera nunca había pensado que pudiera llegar a hacer algo así

- no sabes lo que me gusta oírlo, ayer cuando me follaste tu me hiciste feliz, pero hoy …, ayer te dije que hacía meses que no tenía sexo con nadie, pero lo de hoy … hace dos años que no follaba a un chico …

Estaba alucinado … la verdad es que no sabía muy bien que decir, mi situación era ..

- quieres decir que hace mucho más tiempo que no follas a un chico del que hace que un chico no te folla a ti

- si bueno … normalmente los chicos me han tratado casi como si fuera una mujer … algunos incluso, en relaciones rápidas en una discoteca … directamente no se han enterado de mi condición, simplemente pensaban que estaban penetrando el culo de una mujer …

- ¿Qué quieres decir? ¿Qué he sido de los menos … viriles? ¿Qué me has follado y no es lo habitual?

- Hombre … yo … verás

- Se sincera

- Si, normalmente no puedo tener este rol y me relegan a ser pasiva … yo … siento que te preocupe ….

- Pues si, la verdad es que me preocupa un poco

María cambio el gesto, un deje de tristeza cruzo su rostro

- Puedo ayudarte, no quiero que te sientas mal, ¿Qué te preocupa de eso?

- Sinceramente, después de lo que acabamos de hacer y lo que me has dicho lo que más me preocupa es que el de ahora no sea un rol que te guste y que no te apetezca volver a repetirlo

- Perdona?? –ella no terminaba de entender-

- Si, te digo que me preocupa que lo que acabas de hacerme no te guste y no seas capaz de repetirlo

Su rostro se iluminó cuando comprendió lo que le decía

- No te preocupes, lo de ahora no te va a faltar

Dejó caer su boca hasta la mía, comenzó a besarme frenéticamente y noté como su polla que aun permanecía dentro de mí volvió a la vida en segundos, noté como crecía dentro de mí y me sentí feliz cuando sin haberla sacado volvió a embestirme con gran potencia, mi polla … recién corrido como estaba no fue capaz de ponerse dura de la misma manera que la de María, se veía morcillona entre nuestros cuerpos.

El hecho de que me hubiera follado y se hubiera corrido solo unos minutos antes parecía nos restarle a María un solo ápice de potencia. Me sentía dulcemente sorprendido al saber a mi lado a una mujer como esta, que a base de impetuosas embestidas me estaba dando una lección de virilidad sin dejar de ser increíblemente femenina. Innumerables veces había estado con mujeres en una situación remotamente parecida, yo tumbado boca arriba y la mujer de turno cabalgando sobre mi polla, con sus piernas a ambos lados de mi cuerpo y con sus tetas moviéndose al compás de sus caderas, hoy … si, yo también estaba tumbado boca arriba pero en lugar de tener las piernas de una mujer a cada lado tenía mis piernas amarradas a la cintura de ella, en lugar de tener a una fémina cabalgar mi polla esta se veía morcillona y desatendida en su lugar la chica me penetraba con una polla absurdamente gruesa y potente mientras sus tetas se movían al ritmo al que me follaba …. Gemíamos, suspirábamos … tenía el esfínter completamente dilatado, eso junto con el semen de María que aún estaba dentro de mí de su anterior corrida hacía que el dolor fuera exactamente cero, María embestía sin ningún miramiento … se había corrido solo unos minutos antes, ni siquiera la había sacado … la consecuencia era un aguante de caballo, me follo largos minutos … me parecía increíble no ya su aguante, que estaba siendo absurdo sino ya su fortaleza física … dios como entendía a esas tía que se había follado … me sentía una de ellas, pudo estar follándome sin parar más de media hora … yo la ayudaba, la acompañaba, buscaba su placer más que el mío … se derramó, en esta ocasión tampoco la permití salir de mí, sentía dependencia de su leche, habría dado lo que fuera por recibirla muchas veces más … se lo que se siente cuando uno se corre dos veces en tan poco tiempo, es un placer casi doloroso, se pierde el fuelle … pero no lo permitiría esos postreros empujones de su cadera se vieron relevados por el movimiento de mis caderas viciosas que consiguieron llevar a María hasta un placer como ella no conocía, no dejé una gota de semen en ella … el cansancio nos tomó como estábamos, la paliza de sexo que habíamos sufrido hacía estragos, especialmente en maría, noté como poco a poco se relajaba sobre mí, esa relajación me asaltó a mi también … caímos en una suave morriña que derivó en una pequeña siesta … nada raro salvo que caímos dormidos igual que estábamos, con María tumbada sobre mí, mis piernas abrazando su cintura y su polla flácida dentro de mí …

El cuerpo tiene un límite, supongo que durante la siesta mis piernas cayeron de sus caderas pero aun así inconscientes como estábamos permanecimos abrazados con mis piernas abiertas y su pene dentro de mí …

Desperté sabiéndome el centro de las miradas de María que miraba mis ojos con tranquilidad, cariño, ¿encoñamiento? … ojala …

- Hombre, ya se ha despertado mi bella durmiente …

- Jajaja, aunque me hayas follado dos veces me niego a verte como mi príncipe azul

- -¿una ducha?

- La necesito

Después de varias horas entre el sexo que practicamos y la siesta .. su polla dejó huérfano a mi culo … y ya la echaba de menos, fuimos de la mano hasta el pequeño baño del barco …agradecimos la relajación del agua cayendo por nuestros cuerpo … por mi mente aun pasaban las escenas de la locura sexual que habíamos vivido unas horas antes … y mi cuerpo reaccionó mi pene comenzó a erectarse inopinadamente, restregué mi miembro mientras ganaba dureza contra su cuerpo enjabonado … joder, como suspiraba ella, así no hay manera … ducha pequeña, dos cuerpo, movimientos descontrolados … vimos como caía el jabón al suelo de la ducha, la reacción fue inmediata, nos miramos a los ojos y rompimos a reir… el chiste de la cárcel … María no dio oportunidad … casi se abalanzó al suelo a recoger el jabón … y aprovechar para iniciar nuevamente sexo oral … era una experta, veía como mi pene entraba íntegro en su boca … era vicio puro … cuando ejercía de nena era simplemente suprema … me sabía a poco, ella me había follado dos veces y se había corrido en otras tantas ocasiones y yo no había follado y solo me había corrido una vez … la tomé de la cara para ayudarla levantarse y que se pusiera a mi altura … la besé con pasión y comencé a ajustar el marcador ….

… tome su pene que lejos de lo vivido horas antes ahora aparecía flácido, precioso, con el uso que habíamos hecho de él aparecía ligeramente hinchado, enrojecido … los pliegues que aun estando en erección adornaban su pene ahora eran increíblemente presentes … era una polla bonita …. ¡joder, si me hubiera oído una cosa así solo unos días antes habría pensado que estaba loco! Y sin embargo allí estaba yo manoseando la polla de mi chica que había sido capaz de follarme con auténtica virilidad, que cosas … ella a su vez masturbaba suavemente mi polla que lucía una erección impecable … pero … tenía claro mi objetivo, quería follar, aunque de un modo algo diferente, retiré su mano de mi polla erecta para tomarla con mi mano libre, guie ambos penes, el mío erecto y el suyo morcillón hasta conseguir que las puntas de los capullos se unieran, retiré su prepucio dejando a la vista aquel capullo flácido que tanto placer me había regalado … apreté mi polla contra su pene … como decirlo, como si quisiera entrar en ella, su capullo blandito cedió dulcemente hacia atrás, con la mano que agarraba mi polla tomé la piel de su pene deslizándolo para adelante … llevo unos cuantos intentos pero poco a poco su piel cubrió su capullo completamente y el mío cada vez en mayor medida … hasta que finalmente el glande de mi polla estuvo completamente dentro de su prepucio … comencé a moverme suavemente … me estaba follando a su polla

María parecía alucinada con mi actitud … y yo … más aun … ella ayudaba moviendo a su vez su cadera, acariciando la punta de su polla que cubriendo a la mía se veía deformada … sobra decir que su virilidad comenzó a ser notable, hacíamos ímprobos esfuerzos por mantener las los polla erectas como ya estaban una dentro del prepucio de la otra, con la mano que yo tenía libre no dejaba de masajear sus tetas y su culo, ella acariciaba mi cara sin cesar … la excitación, el morbo, la verdad es que se juntaba todo … en esta ocasión ella fue más veloz que yo …. Pude ver como su rostro anunciaba una eyaculación inminente … seguí follándome su polla mientras esta comenzaba a eyacular, mi mano abrazó aun con más fuerza su prepucio sobre mi glande para no dejar escapar una sola gota de su semen, vi como se hinchaba levemente, supongo que incluso algo de su semen entró en mí por el agujero de mi pene …. Segui mi juego unos minutos más hasta que el placer me desbordó, me corrí dentro de su prepucio, nuestros jugos se mezclaron allí …. No queríamos deshacer el nudo de nuestros penes ….

Fue un día de locura, pero no extraordinario porque desde entonces esas sesiones de sexo se han repetido a diario tantas veces como nuestros cuerpos lo permiten, a quienes lean esto que imaginen los días de locura que hayan podido tener, si, si, esos que se acaban cuando el pene ya no da más de sí … simplemente recordaros que en nuestro caso tenemos el doble de penes de lo habitual y esas sesiones son al menos el doble de las de la mayoría, y digo al menos porque la virilidad de mi chica es simplemente abrumadora … hemos cambiado de puerto varias veces persiguiendo al trabajo, pero hay cosas que no cambian , nos sigue acompañando nuestra Vespa, sigue sin haber Tampax por el Barco y el sexo es … increíble, no me hace falta marcador, ambos sabemos que si hubiera una competición para ver quien era la parte activa de la pareja ella ganaría por insultante mayoría, nuestras prácticas poco a poco aumentan … eso sí, nunca nos puede faltar una de mis prácticas favoritas, follarme su polla … en eso gano, el excesivo grosor de su polla y el hecho de que yo no tenga tanta piel hace que ella nunca se haya follado mi pene …. Jajaja, vamos que a esos efectos mi pene es virgen …

Según escribo esto en un día fresco como este, la puedo ver recostada en el pequeño comedor del barco, está haciendo una pequeña siesta en el sofá, la tiene ganada, ya que justo antes de la comida hemos tenido sexo … ni siquiera ha esperado a llevarme a la cama, allí de pie me ha puesto contra la pared y me ha penetrado con dureza durante más de media hora. Esta durmiendo la siesta vestida como lo está siempre que está en el interior del barco, con una sencilla camiseta de algodón, incapaz de disimular los pezones y con sus genitales al aire, … no sé que estará soñando pero viendo como tiene los pezones y la dureza que empieza a tener su pene imagino que es agradable …. entenderéis que acabe aquí el relato … quiero darle un buen despertar …

100% (14/0)
 
Categories: AnalGay MaleShemales
Posted by Mistyca
1 year ago    Views: 439
Comments (3)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
1 year ago
que sensonal muy excotico me venir varios vezes es lo mejor que e liedo es de amor muy romantico y erotico
gracias
Jay
1 year ago
Una historia bien larga y sin prisas... cosa que me encanta. No he podido acabarla, pero mañana espero seguir con ella.
1 year ago
Muy currada la historia!!!