Cómo la hembra debe preparar el culo

http://www.elrincondelmacho.com/2013/01/como-la-hembra-debe-preparar-el-culo.html

Recientemente una sumisa, que aún se encuentra en pleno proceso de aprendizaje, me contactó porque enfrentaba una problemática muy particular. Ella siempre quiere entregarse completamente a su macho pero su última sesión había resultado algo difícil para ella. Le habían aplicado, como justo castigo por ejecutar mal una orden, un gel mentolado en su conchita lo cual le causó un escozor bastante fuerte y además su anito se resistió completamente a ser penetrado lo que tuvo como resultado directo un dolor intenso en el culo.
Realmente sus preguntas fueron dos. La primera, y más apremiante, era ¿Cómo manejar el dolor que sentía en el culito y en la concha? Todo lector asiduo de las 50 sombras de grey sabe inmediatamente la respuesta: “Ibuprofeno”, eso calma cualquier dolor, realmente lo he usado en muchas circunstancias y hasta el momento me ha dado excelentes resultados cada vez que hay dolor. Además en el caso particular del ano siempre hay cremas especializadas pero tiene nombres diferentes en cada país así que le recomendé se acercara a su farmacia local. En general pienso en las cremas, geles y otros menjunjes si es que dos dosis de ibuprofeno no han dado los resultados esperados (una pastilla cada ocho horas por cierto).
La segunda pregunta que tenía la sumisa era mucho más compleja, y es la que da píe a este post. Ella necesitaba saber “¿Cómo preparar mi anito para entregárselo a mi novio y que no me duela tanto?”.
Una sumisa que se precie de tal debe hacer todos los esfuerzos necesarios para poder siempre satisfacer los placeres de su macho, y esta sumisa en particular, que quiere profundamente al suyo, estaba dispuesta a hacer todo lo posible para lograrlo. Tener el culo siempre listo para el disfrute de su macho era el objetivo que quería alcanzar, pero sobretodo que no le doliera, y de ser posible, obtener placer.
La preparación del culo de la sumisa se puede descomponer en dos partes. La primera cubre todo lo que se debe hacer para lograr tener un culo listo para la acción. La segunda parte ocurre durante el uso mismo del culo por parte del macho.
El ano no utilizado generalmente se dilata con dificultad y se resiste a ser penetrado por el órgano del macho. Además está seco lo que dificulta aún más la penetración. Lo primero que se debe hacer es entrenar el asterisco para ser penetrado, la sumisa puede comenzar introduciendo un dedo cubierto por su propia saliva y dejarlo dentro del culo por una rato. Después de tener el ano acostumbrado a la invasión por parte del dedo se puede retirar, dejar que el culito vuelva a su estado normal y repetir la operación. Una vez que el ano se acostumbra a ser dilatado por un dedo, se debe proceder a meter y sacar rítmicamente el dedo del culo, con esto se logrará que se pase rápidamente del estado normal a un estado dilatado. Se debe tener paciencia y practicar este ejercicio cada vez que la sumisa tenga el tiempo para realizarlo.
Cuando ya un dedo no causa m*****ia a la sumisa se deba pasar a introducir dos dedos repitiendo los mismos pasos que se realizaron con uno, meter dos dedos dejarlos metidos, sacarlos, volverlos a meter, una vez el ano se acostumbre empezar el mete y saca con los dedos. Por último cuando el ano se acostumbre a recibir los dos dedos se puede continuar el ejercicio con tres. Cabe notar que tres dedos en el culo es el objetivo que se persigue, se puede tratar con cuatro pero el ejercicio que sigue lo hace innecesario.
Cuando tres dedos se pueden meter sin dificultad la sumisa debe empezar a trabajar la dilatación del culo con la ayuda de un dilatador anal que se puede encontrar en cualquier tienda de artilugios sexuales. Los dilatadores anales vienen en distintos tamaños se pueden comprar varios con distintos grosores para entrenar correctamente el culo.
Los dilatadores siempre deben ser usados con una crema para el sexo anal, por acá se llama Love-Lub y se encuentra en cualquier farmacia, sospecho que en otros países se puede conseguir o en una farmacia o en un Sex-Shop. La crema se esparce sobre el dilatador y también debe ser usada en el culo. Con esto se logrará tener el ano correctamente humectado.
El trabajo con el dilatador debe ser similar al del dedo, y se debe empezar por el más pequeño. Primero se mete se deja que el ano se acostumbre, se saca, y se repite la operación hasta lograr que el culo se acostumbre, una vez que el asterisco está acostumbrado se procede con el mete y saca, cuando de nuevo el ano está correctamente entrenado se pasa a un dilatador más grueso.
Cabe notar que algunas sumisas, no pueden o no quieren entrar a un sex-shop para comprar un dilatador anal, por vergüenza, por miedo o por lo que sea. En este caso madre natura nos brinda muchas soluciones, el dilatador puede ser remplazado por una zanahoria, un pepino o un plátano. Obviamente el vegetal se debe lavar bien, y recomiendo en este caso que se meta dentro de un preservativo. El método de uso es exactamente el mismo que con el dilatador anal.
Practicando concienzudamente estos ejercicios en poco tiempo la hembra tendrá un culo que se pueda usar sin causarle problemas. Cabe notar que a los machos siempre nos gusta el culo estrechito por lo cual la sumisa no debe exagerar, no se trata de que entre el puño completo (aunque esto depende del hombre) lo importante es que el culo soporte un poco menos del grosor de lo que el macho quiere introducir en el.
Durante el uso del culo siempre se debe usar lubricante, de no hacerlo el ano se puede rasgar y esto trae muchos problemas.
Espero que estos consejos sean de utilidad para las damas deseosas que su hombre disfrute de su culo sin causarles dolor.
100% (6/0)
 
Categories: AnalSex Humor
Posted by Misogino
6 months ago    Views: 651
Comments (1)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
6 months ago
Buen prospecto ;)