EL DEBUT

Tenía 16 años y había franeleado mucho con algunas chicas, bailando, pero aún no había debutado.
Llegó la navidad y, consecuentemente, las celebraciones familiares en casa de mi tía, que estaba encima de la fábrica familiar.
Como siempre, estaba toda la familia. Bailábamos, luego la cena de Nochebuena, seguir bailando y salir a la calle que otros vecinos también hacían fiesta e íbamos a bailar y divertirnos con los muchachos y chicas de nuestra edad. Yo trataba de estar todo lo que podía con mi prima Martina, que tenía un año más que yo, pero era muy espabilada. Cuando ponían algún bolero, no me perdía bailar con ella para sentir sus tetas contra mi pecho y tratar de refregarme un poco con ella. Cuando los vecinos se fueron a dormir, nosotros volvíamos a casa, ya que nuestra fiesta no tenía fin, pero nos sentamos en la escalera, sin encender la luz y estuvimos franeleando un rato, hasta que nos pareció que alguien iba a abrir la puerta, encendimos la luz y comenzamos a subir; en efecto, mi padre iba a bajar a ver donde estábamos. Volvimos a la fiesta, a las risas, a bailar, comer y beber.
Por la tarde del día de Navidad, Martita se echo a hacer una siesta en la habitación de mi tío, el soltero; en la cama individual estaba mi tía y su hija Martita, y yo me eché en el piso del lado de Martita y le metí la mano, por debajo de la sábana y comencé a acariciarle la concha por encima de la bombachita; de pronto se abre la puerta y mi prima Celia, 10 años mayor que yo, se quedo mirando; no me moví, me hice el dormido y Celia se fue. Al rato, nos levantamos todos y le dije a Martita que la esperaba en
el depósito, junto a la balanza en 15 minutos y que fuera por la
calle que yo le abriría la puerta de entrada a la fábrica. Me puse a bailar con Celia y luego, sin que nadie se diera cuenta bajé por la escalera interior a la fábrica y abrí la puerta desde la calle para que entrara Martita. Al rato, entró, yo cerré con llave nos metimos en la fábrica y nos fuimos a un
rincón, detrás de unas fardos, que me había preparado una camita para jugar con ella. Hablábamos muy bajito para que nadie nos escuchara y al llegar al lugar me dijo que me lo había pensado bien. La abracé, la dí vuelta, la agarré por las tetas y le puse la mano encima de la concha. Ella me dijo que lo hiciéramos rápido, no fuera que viniera alguien; le levante la pollera, le metí la mano por debajo de la bombacha y comencé a acariciarle la concha; ella se sentó encima de las telas que había puesto y m empezó a desabrochar y luego a bajar el pantalón; me puse de rodillas frente
a ella y me dijo que tenía una pija muy linda; ella se acostó, se abrió de piernas y yo comencé a introducirle mi pija, lentamente en su concha; ella suspiraba y me decía que la sentía muy rica; después de un rato de entrar y salir, gozando como un loco, ella se echo hacia a atrás, se sacó mi pija de dentro y me dijo que no teníamos preservativo y que no fuera a ser que le acabara adentro; agarró mi pija con su mano y me comenzó a pajear con mucha fuerza; nos pusimos de rodillas, ella detrás mío pajeándome con mucha intensidad y cuando se dio cuenta que iba a acabar, me
apuntó a un fardo y acabé con un chorro sostenido, diciéndome “otro día me acabás adentro, pero con un preservativo”. Me dio un beso de lengua prolongado, nos arreglamos la ropa y nos fuimos.
Nunca llegó ese otro día, porque ella vivía muy lejos de mi casa. En las navidades siguientes, no volvió a venir.
Unos 15 años más tarde, un día al llegar a lo de mi primo Beto, éste me dice que me tenía una sorpresa. Me llevó al escritorio y al entrar me dice “a ver si sabes quien es esta señora “, contestándole que nó y me dice “es tu prima Martita”. Casi me muero. Flaca, escuálida, muy avejentada, pareciendo que tenía 60 años, cuando no tendría más de 32 o 33. Me impresionó
muchísimo. Unos años más tarde, otro de mis primos me dijo que se había muerto, pero que no sabían de que. Tenía 40 años y yo creo que murió por el SIDA.
100% (2/0)
 
Categories: Sex Humor
Posted by L1622Brc
1 year ago    Views: 356
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments