Sexo por puro morbo

Hola gente, aquí vengo para contaros una nueva historia sexual que me ocurrió.
Corrían los primeros tiempos de la primavera del 2011, mi pareja y yo decidimos escapar un fin de semana a la Coruña. Habíamos reservado un hostal por internet, aparentemente tenía buena pinta por las fotos y los comentarios de la gente, nuestra sorpresa fue que descubrimos que era un antro de tres al cuarto, con un sex shop en frente y varias prostitutas merodeando por la zona.
Cuando pasamos el dia y llegó la noche decidimos que estabamos muy cansados y que iríamos directamente a dormir, y así fue. Varias veces ruidos nos despertaban, puesto que las paredes eran tan finas que podías oir el menos susurro de la gente, pero a eso de las 2 de la mañana nos despertaron unos gemidos, provenían de la habitación de al lado donde una pareja estaba dandolo todo, a mi el oir los gemidos placenteros de aquella chica me puso muy cachondo, pero daba por echo que mi pareja no quería sexo esa noche, ellos seguían y se podía oir como un orgasmo tras otro, yo estaba ya dispuesto a ir al baño y terminar con ese hinchazón en mi entrepierna, cuando mi pareja comenzo a acercarse y a tocarmela suavemente, ella tambien estaba cachonda con los ruidos, comenzamos a besarnos y de la forma que me tocaba y me besaba me di cuenta que esa noche ella no quería romanticismo, así que fui al grano directamente, la dejé unicamente en tanga y comencé a comerla las tetas, chuparla los pezones y a morderlos, mientras la masturbaba con mis dedos y ella me masturbaba a mi rozando con su rodilla y muslo mis testículos, entonces me quito los calzoncillos y bajó directamente a chuparmela, por lo mojada que estaba la noté cachondísima, me hizo una mamada de esas con fuerza y rápidas, instantes después se tumbo y me sobó con sus pies, me hizo un footjob sin que yo se lo pidiese, entonces ya pensé: "Buff, hoy va a ser a lo bestia", ya supercachondo me incorporé, la quite el tanga y se lo comí de tal forma que la provoquñe 2 orgasmos, me agarro la cabeza y me dijo: "metemela", yo saqué un condon de mi cartera y en el misionero comencé a follarmela lentamente, ella me decía que mas rapido y duro y eso hice, sus gemidos eclipsaban a la de la habitación de al lado.
Tras momentos de folleteo en los que ella me chupaba todo el cuello, saqué mi polla y la puse a 4 patas, comencé otras embestidas fuertes mientras la agarraba con fuerza sus tetas, entonces me dijo entre gemidos: "fóllame el culo",eso me puso mas a 100 ya que siempre soy yo el que la propone sexo anal, no ella, rocié mi polla con el lubricante que siempre llevo a los viajes y a 4 patas se la metí por detrás, la manera de gemir era ya algo escandalosa y eso me ponía aún mas, se la sacó ella misma y se tumbo con las piernas abiertas y la follé por el culo a lo misionero, mientras la masturbaba el coño, sus gemidos eran medio placenteros y medio lloros y me pedía mas, no pude aguantar mas y me corri sobre sus tetas y sin dar un respiro la metí 3 dedos en el cocño y la hice correrse que pensé que levitaba como la niña del exorcista .
Había tenido una de las sesiones de sexo mas duras con mi pareja de forma inesperada y fue increible.
92% (9/1)
 
Categories: AnalFetishHardcore
Posted by Kurono27
2 years ago    Views: 1,007
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments