el cuervo

Estoy aquí en mi escritorio recopilando tanta información de tantas anécdotas que me han contado de “el cuervo” según todas son reales, es un hombre que se ha vuelto un sinónimo de pavor entre los hombres de la ciudad, se trata de un hombre de raza negra que al parecer solo vive para coger cuanta mujer pueda, sea virgen o promiscua, soltera o casada, niña o madura. El cuervo se las coge a todas y una vez terminado con una está pensando en su siguiente victima, al parecer tiene una adicción muy fuerte al sexo, por que es una pesadilla? Porque el cuervo no hace nada ilegal, el cuervo las seduce a todas y se las coge donde puede. Me han contado varias historias, ahora mismo estoy recopilando información de una para después hacerla un relato, les contaré esta que pasó apenas hace unas horas por la tarde.

Eran las 6 de la mañana y como es costumbre entre semana Andrea se levanta para ir a correr, su marido Carlos está en el baño tomando la ducha de siempre, el es un éxitoso abogado que ha logrado amasar una gran fortuna gracias a todas sus influencias y su sangre fría para robar todo lo que pueda, el trabaja de 10 a 10. Es un hombre de 43 con una gran vitalidad, es bajito, aproximandamente 1.70 de estatura, tes blanca, no gordo pero si panzón y tiene cabello castaño claro tirándole a rojo, tiene barba de candado algo tupida con algunos pelos rojos y usa lentes prada de armazón de oro, sin duda un hombre exitoso en el ámbito financiero y con un gran trayecto por delante, Andrea es su segunda esposa, ella es graduada en comunicación pero solo ejerció hasta el momento en que se casó, ella ahora tiene 38 años y con sus 2 hijas Samantha y Monica de 12 y 9 años respectivamente, y su hijo Adrián de 5, adora a tu familia y se dedica al cuidado de sus hijos y a vivir la vida de reina que se puede dar.
Como buena mujer de la alta sociedad, ella no cocina ni hace la casa, tiene empleadas para eso, ella solo se limita a dejar a sus críos en la escuela, a hacer ejercicio y después estar libre para ir al spa, de compras o simplemente a tomar un café con sus amigas.
Empieza su rutina de todos los días, hoy es Viernes, ultimo día rutinario para Andrea, su esposo todavía tendrá que despertarse temprano un dia mas, solo domingos descansa. Mientras su marido se baña, ella prepara a sus niños para llevarlo al colegio. Carlos sale de bañarse y ya listo para ir a trabajar, se despide de Andrea con un beso, antes de ir a su trabajo siempre pasa a jugar tenis a una cancha privada cerca del edificio donde trabaja, sale del penthhouse y se dirige abajo donde su chofer le espera en su jaguar xj del año. Se va de casa y poco tiempo después, Andrea está lista para llevar a sus hijos a la escuela, les dá dinero a cada uno para que se compren lunch y van hacia abajo para subirse en su camioneta land rover y llevarlos, llega al colegio y los deja, después se va directo al parque para ir a correr como es costumbre.

Andrea viste pans negros con unas líneas amarillas intensas y una blusa deportiva negra también con líneas amarillas, un juego completo marca puma que hasta tenis incluía y para rematar, lentes de sol color café que va difuminando comforme baja, el armazón de oro por supuesto como los de su marido, solo que los de ella son deportivos. Comienza a dar sus rutinarias vueltas por el parque, mientras escucha música en su iPod y está al pendiente de cuantos hombres la miran, tiene sin dudas cuerpo de infierno! Cinturita delgada, caderas anchas pero no tanto, unas piernas delgadas pero bien torneadas, un trasero firme y generoso pero no gordo y un busto operado que está algo grande con proporción a su cuerpo pero que se ven muy bien y no le rebotan exageradamente cuando corre, es común que hombres de todas edades la vean y usualmente hay un joven de unos 24 años que va unos metros atrás de ella para deleitarse la vista durante su trayecto, Andrea por supuesto lo sabe pero eso alimenta su ego, nunca han tenido contacto, ni una palabra se han cruzado pero suele estar ahí ese joven, imaginando todo lo que le haría a Andrea si fuera suya, a Andrea no le atrae del todo y no suele imaginarse nada con el, solo sirve de alimento a su ego, pensando en aquel joven que la halaga indirectamente, Andrea tropieza y cae con una rodilla en una roca, se abre la rodilla e incluso el pans se le rompe de ahí, se hace una herida algo grande y está que no la calienta ni el sol! En eso se detiene el joven a ayudarla.

- Señora, está usted bien?
- Si joven, solo es un raspón, gracias
- Tartamudeando dice el joven: le puedo ayudar en algo? Quiere que llame algún medico?
- No gracias, no es gran cosa, está todo bien. Lo dice en todo m*****o porque estaba furiosa al haber caído de esa manera solo por ir distraída.
El joven sigue su camino, Andrea se incorpora pero su herida está bastante fuerte, se sacude la tierra y decide mejor retirarse, se percata de que un hombre negro con antifaz la observa fijamente, tiene la mirada seria, no hace gestos y solo se le queda viendo. El sujeto está sentado sobre un tronco, viste camisa azul clara de mezclilla claramente desgastada con un short igualmente sucio y desgastado color beige y unas chanclas, Andrea malhumorada piensa “este indio se me queda viendo feo como si esa roca fuera suya y yo la hubiese lastimado”

Apenas termina esa frase en su mente, el hombre se para, es muy alto, y se dirige hacia ella. Andrea se estremece pero se siente algo segura habiendo tanta gente alrededor, no me puede hacer nada, piensa, hay mucha gente aquí. El hombre se para frente a una Andrea con una rodilla en el suelo y la pierna herida apoyada como si estuviera en uno de esos ejercicios de calentamiento.

- Veo que te has herido, dejame ayudarte.
- No es gran cosa, gracias
- Como no! Dice con tono fuerte, vi como caíste, tu rodilla cayó directamente en esa piedra.
- Ya estoy mejor, solo es cosa de ir a lavarme
- En esas rocas luego defecan los a****les, puede infectarse tu pierna, dejame ver..
Y sin permiso, el hombre se arrodilla y agarra con una mano la pantorrilla de Andrea y con la otra le revisa la herida. Andrea se siente algo invadida pero para no alterar al hombre deja que la revise.

- Bien, es una herida grande, debe arderte y dolerte bastante no crees?
- Si, la verdad si por eso iré mejor a casa a limpiarme y ponerme una gasa
- Y crees poder aguantar hasta tu casa con esa pierna?
- Tengo auto… dice con cierta arrogancia
- Claro, es verdad, como olvidé que princesas como ustedes tienen siempre todo a la mano. Dice de forma burlona pero sonríe en tono de broma
- Asi es jeje, gracias por su atención, voy hacia mi auto.


El hombre se para, sostiene a Andrea por las manos para ayudarla a incorporarse pero enseguida Andrea se duele, la herida es mas de lo que pensó y le cuesta mucho articular la rodilla para caminar. El hombre enseguida le dice, mira, yo vivo por aquí, tengo unas vendas, alcohol y analgésicos para regalarte, acompañame, no puedes seguir así y menos manejar, es peligroso de esa manera. Andrea se niega, el hombre es bastante intimidante con sus 1.99 de altura, y el hecho de ser negro, muy negro, le da un aire de desconfianza a Andrea aunque el hombre se ha comportado amable y no parece tener malas intenciones, solo que aún le queda la gran intriga de por que aquel individuo lleva un antifaz, eso le da algo de desconfianza.

- No gracias señor, de verdad que estaré bien.
- Mira amiga, sé que puedo dar una imagen intimidante pero no tengo ninguna mala intención, se que no podrás irte asi sola y me sentiré algo responsalbe viéndote cojear por todo el parque mientras llegas a tu auto, no pretendas dar la imagen de mujer fuerte, se que no lo eres. Vamos a mi casa, está a unos metros, solo te voy a vendar y sedar la herida.
- Andrea algo m*****a por el comentario del hombre le dice, de verdad dije que no gracias, no iré a casa de un desconocido y menos uno que oculta su cara.
- El hombre serio queda callado unos instantes y dice: Bien, si tan superficial eres, creo que preferiras irte lagrimando paso con paso hasta tu casa en lugar de aceptar una pequeña ayuda, te m*****a tanto mi antifaz? Es parte de mi, lo uso siempre, no tengo nada que ocultar.
- No es eso, pero simplemente no te conozco, solo quiero irme a casa.
- Mira, apoyate de mi hombro, solo voy a llevarte a esa toma de auga para lavarte la rodilla y quitarte esa tierra ok?
- Andrea al ver que estaba a unos metros esa llave de auga le dice “esta bien” suspirando y con un tono de que mas da.
El hombre toma el brazo de Andrea y la pasa por su espalda y apoya su mano en su hombro ya que Andrea es un tanto mas baja que el que no puede poner su brazo sobre su cuello, ella mide unos 1.74 de altura, mujer alta pero con los 1.99 del hombre eso es nada. Durante el camino el hombre se porta comico, le habla sobre un accidente que vio hace poco en bicicleta donde también ayudó a la jovencita que se cayó.

- Cayó de frente, no logró poner bien las manos y como no tenía casco se raspó toda la cara, quedó peor que tu!
- Jajaja hey que poca! Pobre niña, y también la llevaste a tu casa a ponerle venditas?
- Si jaja, linda muchacha, se portó muy amable desde el principio y no rechazó mi ayuda ni una vez, como tu sabrás.
- Jaja disculpa pero no es de fiarse de ningún hombre extraño y menos con un antifaz.
- No te preocupes, es mas fácil que me reconozcas y recuerdas con el antifaz que sin el, dime, si algo te hiciera y no tuviera antifaz, que descripción darías a la policía? Hombre negro, alto, de mediana edad, rasgos africanos? Hay muchos así! Le sonrié
- Puede ser… y ella le devuelve una sonrisa un poco mas discreta.

Sientate. Abre la llave y le lava la herida. Tu pantalón tendrá que mojarse un poco con esta agua que no es perrier pero estará mejor tu herida. Ella rie y le dice que no es tan superficial como aparenta. El hombre la levanta y le dice: Mira, solo unos metros allá tengo mi casita (apunta adentro en el bosque) Como eres muy desconfianda a pesar de que siempre estoy por aqui, solo dejame ir por las cosas y te vendo aquí, espera aquí sentada.

- Ok, ya sería mucho negar esa ayuda con tanta insistencia la tuya.
- No tardo, vuelvo enseguida.

El hombre se adentra a los arboles, Andrea lo ve irse y voltea alrededor, todo normal, gente caminando, corriendo, paseando a sus perros, ve la hora, ya son las 8 y media de la mañana y solo piensa en ir a su penthhouse a ducharse y descansar en cama por eso pierna herida. El malhumor se le ha pasado, empieza a pensar que aquel hombre es muy bondadoso y de alguna manera le agradecerá esto, quizás dándole unas monedas.

Llega el hombre con las cosas, Andrea se intenta parar pero el enseguida le dice no, quieta, quedate ahí! Se agacha y comienza a tratar su rodilla

- Gracias por la atención, muy amable y disculpa que haya sido tan pesada.
- No hay de que, solo hago contigo lo que haría con cualquier damita.

Listo!, le sonríe y Andrea se siente muy agradecida. El hombre le dice: Por cierto, soy el cuervo, asi me llaman. Andrea le da su nombre y le extiende la mano. El hombre no le da la mano, le dice, Andrea, tengo unas hojas té bueno que te ayudará a cicatrizar mas rápido están ahí en mi casa, deja arranco unas para que te las lleves. Andrea ya apenada con tanta antencion decide acompañarlo ya que vió que no tardó mucho en ir y regresar.

El hombre le sonríe y la guía hacia su casa. Van caminando Anrea apoyada de el y en eso el hombre sin avisar ni pedir permiso la carga entre sus brazos cual novia en boda. Antes de dejar decir palabra a Andrea el agrega:

- Descuida, te cargo porque este camino ya está muy Pedroso, te dolerá mucho pasar por ahí y además voy a evitar que emparejes tu otra pierna. Dice en tono de broma
- Ah! Me asustaste! No debiste m*****arte
- Ya estamos aquí, que mas da.
- Por cierto, dices que vienes seguido al parque, nunca te he visto.
- Si, a menudo estoy por aca, yo de hecho si te he visto, robas muchas miradas y suspiros. Eres modelo o algo asi?
- Jaja gracias! No, solo me gusta ejercitarme, que raro jamás te había visto por aquí.
- Eres muy distraía Andrea, por eso misma razón es que te caíste
- Si, tienes toda la razón. Dice algo avergonzada
- Pero tranquila, no eres la única, debes tener muchas cosas en mente. Tu trabajo es estresante?
- Jaja para nada! Yo no trabajo, solo me dedico al hogar.
- Ah bien, entonces el del dinero es el señor.
- Jaja si así es pero no todo es mile sobre hojuelas
- Me imagino… Mira aquí es.

Llegan a una choza como de paja, alrededor puros arboles, tardaron como 10 minutos caminando, el cuervo la sienta en un banco y le ofrece un pedazo de pie. Andrea acepta sin mas y lo come.

- Está bueno, de que es?
- Es de arandanos con marihuana pero tranquila, solo te relajará y te hará olvidar el dolor de tu rodilla. Voy por las hojas, ahora vuelvo.
- Andrea vuelve a su estatus de malhumorada y le grita: Hey! Por que no me has dicho eso antes! Me estás drogando!
- El cuervo con tono ams fuerte le dice: Tranquila! Solo es un poco de marihuana, únicamente te relajará y te aliviará el dolor, no vas a quedar adicta ni nada por el estilo.

El cuervo prende un componente de audio y pone música, la música es algo tropical pero con sonidos electrónicos, Andrea sin mas remedio solo espera a aquel hombre. El regresa con las hojas y con un porro prendido. Le ofrece fumar a Andrea. Estás muy tensa, fuma un poco, te hará bien.

- Creo que ya tengo suficiente con el pie.
- Solo dale un jalón, me lo vas a agradecer.

Sin mas remedio Andrea le da un buen jalón al porro, tose mucho durante un minuto. El cuervo se rie.

- No te burles!
- Jajaja es que te dije un jalón no que te quemaras todo
- Mira aquí están las hojas, con esto de haces un té llegando a casa y te vas a sanar mas rápido.
- Gracias, antes de irme, tengo dos dudas, por qué el atifaz y por qué te dicen el cuervo?
- Me dicen el cuervo por el antifaz y mi tono de piel, y por la seriedad con la que me muevo. El antifaz como te dije, es parte de mi.
- Y por que? Simplemente te gusta y ya?
- Asi es, me gusta la naturaleza.
- Puedo solo ver el rostro del hombre que me ha ayudado?

El cuervo le levanta el pans hasta la altura de la rodilla, sin contestarle. Le quita la venda para untarle una pomada. Mientras hace eso, Andrea ya está bajo los efectos de la marihuana y la música comienza a darle un efecto hipnotico, recuesta su cabeza hacia atrá y cierra los ojos mientras siente al cuervo untarle la pomada que huele a mentol y otras cosas frescas y escucha la música tan hipnotica. Sin abrir los ojos le dice: Que música es esa?
- Es algo de house y techno con ambient. Te gusta?
- Si, muy hipnotica pero rica.
- Asi es, con esta hierbita se escucha mejor jaja
- Exacto jaja

El cuervo se percata que Andrea está ya viajando y muy relajada. La carga y la lleva al baño. Andrea ni abre los ojos. Le dice que le preparará una ducha. Le quita los tenis y calcetas y le dice:

- Mi tina no es un jacuzzi 5 estrellas pero aquí te podrás lavar mientras te relajas con la música. Tengo toallas ahí, siéntete comoda, lo demás te toca quitártelo a ti. Yo mientras esperaré afuera, tomate el tiempo que quieras, eres bienvenida.

Andrea sin decir palabra se despoja de sus ropas y se mete a la tina, agua tibia y se recuesta mientras cierra los ojos y viaja con la música. Unos minutos después el cuervo entra si aviso alguno y dice: Este track se llama “The raven” por “Moonbeam” en un remix de “Rosie Romero & Ian Round” es uno de los que mas me gustan, es muy hipnotico y además por este track que me trae varios recuerdos es que me he autodenominado “el cuervo”. Andrea abre los ojos y ve a el cuervo totalmente desnudo, solo tiene su antifaz. Queda paralizada por un instante pero está tan sumergida bajo los efectos de la droga que le es imposible pararse y intentar hacer algo, todo lo que quiere es estar en ese estado de relajación e ignora cualquier señal de responsabilidad. Admira su pene por un momento, es enorme y no está erecto. El cuervo le dice, mide 19 asi en reposo y 26 erecto.

Andrea está tan relajada que no pretende irse y al ver a ese hombre enorme, con pene enorme y un cuerpo muy atlético solo quiere mas placer del que ya está sientiendo. El cuervo se acerca a la tina, se mete con Andrea pero en el otro extremo, la toma de su pantorrilla con una mano y con la otra le acaricia la herida con mucha finura. Andrea de nuevo cierra los ojos y recuesta su cabeza hacia atrás, sabe que aquel hombre se la va a coger pero no le importa, está tan pacheca que solo quiere placer y no importan las consecuencias. El cuervo sigue acariciendo la herida y su pantorrilla, de repente el cuervo hace presión sobre la herida, Andrea hace gesto de ardor pero enseguida lo cambia por una sonrisa, siente placer, un dolor placentero. El cuervo sigue camino por sus muslos, los acaricia suavemente cuando de repente de la nada la toma por la cintura y le encaja esa verga de 26 cm. Hasta el fondo. Andrea grita de dolor, fue muy repentino y doloroso también. Andrea m*****a le dice que pare. El cuervo simplemente le tapa la boca y con la otra mano le tapa los ojos y hce presión hacia abajo para que no pueda moverse. El sigue bombeando a Andrea muy duro. Andrea se acostumbra al miembro y deja ese estado de tensión para poder seguir disfrutando de la música y del placer que le provoca el pene enorme, grueso y muy venoso del cuervo. El cuervo se percata de que Andrea está totalmente a merced, posa sus manos sobre sus pechos y los estruja fuertemente, la toma por la cintura y la jala hacía el para que entre mas su pene mientras con sus dientes muerde los pezones de Andrea. Andrea sigue viajando con la música y con el pene de del cuervo, escucha que ese track, el que se llama “the raven” tiene unos ecos de mujer que dicen “ay” pero de forma muy placentera. De pronto que va imaginando ella misma poseía por el cuervo, la línea melódica que conforma ese bajo fuerte, es el bombeo agresivo del cuervo, los “ay” que suenan en eco son sus gemidos y ese fondo tropical e hipnotico de la canción es el ambiente en el que se encuentran, todo eso pasa por su mente con sus ojos cerrados mientras en realidad si está pasando eso. Andrea sincroniza los “ay” de la canción con sus gemidos, gime de la misma forma que en la canción mientras esa línea melódica de bajo fuerte y crujiente es también al ritmo del bombeo feroz del cuervo. Todo el acto está sincronizado con la música. Andrea muere de placer, el cuervo sigue bombeando con vigor y mordiendo los pezones de Andrea. Ya casi termiando la canción el cuervo se viene en la boca de Andrea justo cuando ella decía un “ay” al ritmo de la música. Termina la canción, el cuervo la saca de la tina y la lleva afuerda donde la empina frente a un árbol y sigue dándole muy fuerte, no pierde la erección, Andrea se sorprende de eso pero no dice nada, sigue disfrutando y muy sumergida en el placer. Despues de 5 minutos así, el cuervo se recarga en el arból y alza a Andrea por la cintura y la clava en su verga erecta, la toma por las nalgas las cuales estruja fuertemente y bombea hacia arriba. Andrea se retuerce de dolor y placer, no para de gritar, el cuervo introduce sus dedos en el ano, sus dedos también largos y gruesos hacen gritar a Andrea tanto que el cuervo decide besarla para callarla un poco. Andrea no puede contener los gritos, el cuervo le muerde la oreja y le dice que los pueden escuchar. Andrea le dice que no le importa nada, solo que no se detenga y siga tratándola como su hembra.

Despues de 30 minutos de acto, el cuervo se viene en la vagina de Andrea, ambos quedan desplomados en la tierra, sobre las hojas de los arboles. Andrea no saca su pene de su interior, besa al cuervo y le pasa los pechos por la cara, lo acaricia de cuello, nuca y cabeza, le sonríe y le agradece todo el placer que la ha hecho sentir, sin duda el mejor acostón en su vida. En eso , teniendo al cuervo deleitado, intenta quitarle el antifaz. El cuervo en reacción le da un puñetazo a Andrea que termina por dejarla inconciente.

Andrea despierta atada a su cama con el rostro muy inchado y adolorido, las cortinas están cerradas y luces apagadas. La puerta de la alcoba abierta, no puede decir palabra, tiene atada la boca, está muy confusa y atada de todos los extremos, no puede hacer nada y al parecer no hay nadie, todo está oscuro y vació, ya es noche y no puede mirarse no las palmas de las manos sin embargo, siente la presencia del cuervo, no muy lejano, de hecho ahí mismo, frente a ella, siente su presencia, ella no lo puede ver pero ella está segura que el la está observando ahora mismo y pensando que es lo que hará con ella…

Segunda parte en proceso..
80% (4/1)
 
Categories: AnalBDSMHardcore
Posted by DevilDeborah
1 year ago    Views: 252
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments