Mis inicios.

Hola! les quiero compartir la historia de mis inicios como travestí, este gusto por la ropa femenina lo tengo desde que era muy niño, lo que recuerdo es que cuando era muy pequeño, en mi familia somos cinco hermanos, una mujer y cuatro hombres, yo soy el tercero en la familia, y la mayor era mi hermana, y desde que tengo memoria, a mi ya me gustaba ver la ropa interior de mi hermana que es tres años mayor que yo, y cuando tenia unos seis años, me gustaba ponerme los leotardos que tenia en su ropero y que mi madre le ponía a mi hermana cuando ella iba a la escuela, también me ponía sus mallas que eran de su uniforme escolar.
Así fue pasando el tiempo y cuando tenia unos 8 o 10 años, un día llegue de la escuela y no había nadie en la casa, todos se habían ido y que regresaban por la tarde, y como no tenia nada que hacer, me puse a buscar en el ropero de mi hermana, pero como ya me había puesto casi todo lo que ella tenia, fue entonces que decidí ir al cuarto de mis padres y me puse a indagar en el ropero de mi madre, y fue entonces cuando descubrí en un cajón que ella tenia guardadas allí sus pantimedias, con el simple hecho de verlas me llene de éxtasis y sin tardar mas tiempo me comense a quitar la ropa asta quedar completamente desnudo, y me fui poniendo las pantimedias, primero en un pie, mi corazón comenzó a latir mas acelerado, después el otro pie, el corazón se acelero mas, después me las fui subiendo asta las piernas, y por ultimo al subírmelas por completo y sentir la fina textura del nylon en mi polla, sentí un fuerte éxtasis en mi ser y también sentí una especie de trasformación en mi interior, como si yo fuera otra persona, no me sentía varón, sino que me sentí como una señorita, así me quede por largo tiempo, solo mirándome al espejo, pero como ya se empezaba a hacer tarde me tuve que cambiar y volverme a poner mi ropa, a partir de allí muy seguido iba al cuarto de mi madre a ponerme sus pantimedias y también me ponía los vestidos de mi hermana.
Así pasaron mas años, al llegar a la adolecensia me seguía gustando ponerme pantimedias, un día que regresaba de la secundaria al pasar por la casa de los vecinos,(que por cierto ellos tenían cinco hijas), me di cuenta que lavaban y tendían su ropa en la azotea de su casa y que estaba al lado de nuestra casa, y pude ver que en su tendedero tenían varias pantimedias que se estaban secando con el viento, por lo que decidí subir por la noche sin que nadie me viera a la azotea de mi casa y como las casa están juntas, pues no tuve problemas para subir a la azotea del vecino, ya estando arriba y con mucho cuidado de no hacer ruido, me pase a la casa del vecino y vi las pantimedias de sus hijas que aun estaban en el tendedero, las tome y me regrese a mi casa, y aproveche para tomar algunas prendas como fueron un vestido, un brasiere y un suéter, y cuando iba de regreso a mi casa, en un rincón de la lavandería encontré un par de zapatos de tacón que me gustaron mucho, me los probé y me quedaron, entonces me los lleve también, aprovechando la obscuridad de la noche que no se veía y como había luna
me quede en una parte de la azotea detrás del deposito de agua, ya que atrás no se ve, deje las prendas que tome de las vecinas y me espese a quitar la ropa asta quedarme desnudo, y después me empece a poner unas pantimedias de color natural y que eran brillantes así sólitas sin ponerme tanga después me puse el vestido y el suéter y por ultimo los zapatos de tacón, enseguida tuve esa rica sensación de convertirme en chica, y como estaba de noche y solo la luna era testigo de lo que hacia, me sentí como toda una señorita, y como tenia un gran éxtasis, acto seguido me espese a masturbar asta llegar al clímax, fue una rica experiencia.

Paso algún tiempo mas, y en una ocasión una de mis primas me invito a su casa y fui, entramos en su casa y me paso a su recamara y nos pusimos a platicar, pero para llegar a su recamar primero teníamos que pasar por la recamara de sus papás
y pude ver que uno de sus cajones de su tocador estaba abierto y vi que sobresalían unas pantimedias, después nos pusimos a platicar, ya por la tarde regrese a mi casa, pero ese mismo día, mi prima y sus padres se tenían que regresar a la CD de México ya que allá viven por lo que su casa que tenían en la población donde vivía se iba a quedar sola y como mi madre tenia la llave de su casa de ellos, pues las tome en la noche y fui a su casa, entre y de inmediato me puse a buscar las pantimedias que vi en la tarde, y cual fue mi sorpresa, que no solo encontré unas, sino que encontré varias aproveche para buscar algo mas de ropa, y como mi prima y yo eramos de la misma talla, pues encontré mucha ropa de ella y de su madre, también encontré zapatos y ropa interior, por lo que me la pase probándome de todo lo que tenían, incluso me llegue a poner un vestido que tenia mi prima de sus quince años que es un vestido como de princesa de cuento de hadas, sus zapatos de tacón y sus pantimedias, también encontré una peluca larga, maquillaje, aretes y diademas y fue cuando me transforme por completo en princesa, me gusto tanto esa experiencia que me lleve conmigo el vestido de mi prima y todas sus cosas que se puso en sus quince años y que hoy en día todavía conservo.

Cuando llegue a los 20 años, en uno de mis empleos que tuve, llegue a trabajar con una familia adinerada en su casa como empleado domestico de confianza, la señora de la casa tenia dos hijas mayores de 25 años, y en una ocasión la señora me envió a sacudir la habitación de sus hijas ya recoger la ropa sucia que dejaron porque ellas se iban temprano a sus trabajos, y al entrar a su habitación pude ver una puerta al lado del baño, la abrí y descubrí una habitación completa de ropa femenina de todo tipo, vestidos, pantalones, conjuntos, zapatos y vi un closet con muchos cajones, abrí uno de ellos y encontré la lencería de las chicas, en otro encontré sus brasieres y en otro encontré muchas pantimedias de todo tipo, de color natural, negras, blancas, de fantasía, de red etc... sentí en esos momentos una gran excitación, pero me controle porque la señora me estaba esperando con la ropa, y afortunadamente para mi, la señora siempre se iba por las tardes y regresaba por la noche, por lo que me quedaba completamente solo en la casa, así que durante esos días por las tardes, subía a la habitación de las chicas y me desnudaba para convertirme en chica, y como tenían de todo, pues cada día era diferente mi transformación,por ejemplo: un día me puse un body muy bonito que era de encaje y esta prenda me cubría desde la entrepierna asta el busto, tenia en la parte frontal un sierre que espesaba desde el vientre asta el pecho, era muy excitante ponérmelo, y mas me gustaba porque me ponía las pantimedias primero y luego el body, después me ponía uno de los tantos vestidos que tenían, un par de zapatos de tacón altos, me maquillaba, y en ocasiones así me quedaba el resto de la tarde vestido de chica, y como en la casa había varios espejos en diferentes partes, cada ves que me reflejaba en uno de ellos me sentía toda una mujer, así me ponía a hacer mi quehacer de la casa y como caminaba por toda la casa, y el sentir que mi polla rosaba con las prendas intimas, pues fue para mi una gran sensación y terminaba mi día con la masturbación vestido de mujer, y así regresaba la ropa a su lugar, y cuando veía a las chicas ponerse la ropa que yo me ponía y mas sus pantimedias que tenían inprengnado mi semen en la entrepierna de sus pantimedias, me volvía loco solo de saber eso.

Lo que sucedió tiempo después ya es otra historia que les contare en otra ocasión, espero le allá gustado mi relato de mi vida. Continuara...
100% (3/0)
 
Categories: FetishMasturbation
Posted by Crossdressermary
3 years ago    Views: 536
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments