Mi mujer en el sex-shop


Otra sueño más de un suertudo:

Un día paseando por Barcelona vimos un sex-shop en la rambla y nos decidimos a entrar, en un inicio solo era para hacer el curioso.
Empezamos mirando lencería, lubricantes y juguetes para ella (tengo que decir que juguetes tiene algunos ya que sabe que me encanta jugar)
Al poco vi la puerta de la sala de mini cine X así que decidí preguntarle:
-¿Te apetece que entremos a mirar un poco?
-Bueno como quieras pero si no nos gusta nos vamos.
Entramos en la sala, se apagaron las luces y empezó la película, la verdad es que era realmente buena, sin decirle nada empecé a pajearme, al principio sin que ella se diera cuenta ya que estaba totalmente absorbida por la película. Ella movía las piernas constantemente ya que tenía el tanguita empapado como me percate mas tarde.
Yo estaba disfrutando y mi mujer aunque parecía tener un poco de vergüenza también parecía gustarle, en ese instante me fije que a tres o cuatro sillas de allí había un chico más joven que nosotros mirando. Evidentemente que se había sentado cerca de ella para mirarla.
Al poco mi mujer aparto la mirada de la película y me vio disfrutando con la escena de la película (un trío de 2 con 1 sola chica)
Tengo que reconocer que estas son las escenas que mas me excitan, me encanta ver a una solo chica hacer disfrutar a 2 tíos.
Patricia me comento viendo lo bien que lo estaba pasando:
-¿Te gusta verdad?
Yo afirme que me lo estaba pasando muy bien con la película, ella sonrió y me susurro al oído; ¿que pensarías de mí si te echo una mano y la gente me ve hacerlo? ¿Te m*****aría que me vieran?
-Me encantaría la verdad, además allí ya tienes un espectador, si a ti no te importa a mi me gustaría que te vieran masturbarme.
Me agarro la polla y empezó a subir y bajar con su mano masturbándome además de acariciarme los huevos para ya hacer de esa paja algo impresionante. Estaba muy caliente , sin pensarlo mucho, decidí abrirle las piernas dejando su cochito a la vista del chico para que disfrutara viéndoselo y empecé a acariciárselo, primero empecé tocándole el clítoris dándole pellizquitos a veces y acariciándoselo dando círculos como a ella le gusta
La escena acabo aproveche para sacarle las tetas y empezar a tocárselas asegurándome de nuevo que nuestro espectador no perdiera ningún detalle. Disimuladamente me fije como ya no podía dejar de pajearse mirando como mi mujer estaba totalmente cachonda y disfrutando de la paja que yo le estaba haciendo.
Yo ya había perdido los papeles, decidí mirando al chico invitarlo discretamente a sentarse a nuestro lado para seguir con el espectáculo y cuando mas se acercaba mas crecía el morbo en mi interior por aquella situación.
Cuando por fin se sentó al lado de Patricia me fije como esta de forma discreta miraba la polla que tenia a su otro lado hasta que finalmente se dio cuenta de que yo la había visto y por su reacción creo que entendió bien que le daba mas que permiso para que mirara sin miedo.
En esta situación opte por decirle a mi mujer:
-¿Te gustaría masturbarlo a el también?
Lo estaba diciendo y casi me corría solo en pensarlo, había imaginado alguna vez a mi mujer con otro tío, sobretodo lo imagino cuando la masturbo con consoladores, y eso me excita mucho.
Mi mujer al principio con un poco de vergüenza empezó a bombearle el miembro a nuestro nuevo amigo, me encantaba estaba pajeandonos a los dos.
Ahora yo ya no podía dejar de masturbarla pero viendo que el chico no dejaba de pasarle las manos por las piernas saque mi mano para que pudiera masturbarla como forma de romper un poco mas el hielo y sin duda alguna funciono .Observe que cuando el chico empezó a tocarle el clítoris mi mujer se ensalivo dos dedos y se mojo de nuevo todo el chochito. Me encantaba ver como masturbaba a mi mujer, le acariciaba el clítoris dando círculos , le metía 2 deditos, le daba palmaditas en el conejito y mi mujer cada vez lo pajeaba mas como si fuera una putita.
Viendo que sabia bien donde tocarle y que iba bien cachonda yo empecé a lamerle las tetas disfrutando con sus gemidos que hizo que algún otro hombre (un poco mayor) se diera cuenta de nuestra pequeña fiesterita.
Aguantamos un par de escenas mas hasta que cuando ya estaba apunto de acabar la película nuestro nuevo amigo hizo que mi mujer se corriera metiéndole los deditos para que así acabara con unos gemidos que hacían la competencia a los que salían de la película.
Ya lista no tubo compasión ninguna y fue tal la paja que nos hizo que creo que dejamos las butacas llenas de manchas.
Al salir de allí nos despedimos de Pedro y nos dirigimos para la salida pero antes me fije como varios hombres (mayores) la miraban con mucho deseo.


95% (27/2)
 
Categories: Voyeur
Posted by Cermega
3 years ago    Views: 678
Comments (4)
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
1 year ago
buen relato...!!!
3 years ago
Leyendo tu relato me he puesto a mil, y no tube mas remedio que hacerme una paja deliciosamente rica...gracias por compartir tu experiencia
3 years ago
como me hubiera gustado ami ser el otro chico al que masturbaba tu mujer
3 years ago
mi mujer y yo siempre emos tenido la fantacia de hacerlo asi ella yo y otra persona pero nunca la emos podido realisar alomejor algun dia podamos