PANTALON AJUSTADO UNIVERSITARIA.

Esa vez yo venia con un buen de ganas de manosear a una culona joven, de esas chamakas estudiantes bien lindas.

Desde que vi a esa culona hermosa me enamoré de su culo, la nena tenia puesto un pantalón de vestir negro bien pegadito y se le marcaban unas nalgas exquisitas asi bien pinches redonditas y la tela delgada de su pantalón se le metia deliciosamente entre sus nalgas.

Me encantaba como ese pantaloncito negro bien ajustado se le metía ahí en la raya de su culo.

Obviamente abordé el mismo vagon que ella, se ve que venía de la escuela y la chava parecía como de 22 años, era una de esas ´preciosas alumnas de Ciudad Universitaria, ella tenia en sus manos una caperta con el logotipo de la Unam, además en su saco negro entallado también tenia un signo dorado de la Facultad de Derecho, no mames!!!!! que exquisito manjar!!!!

Una abogadita con un culazo bien redondo, caderona, no era tan bonita, pero su hermoso cabello largo y suelto la hacia ver como toda una Licenciada, su postura muy erguida de la jovencita hacia que su culo se mirara perfecto, se notaba claramente toda la redondez de sus tremendas nalgotas, y les repito no era muy bonita pero tenia un culote que si despertaba en mi una lujuria endemoniada.

No mames que pinche culote!!!!!!! hasta la boca se me hizo agua al captar semejantes nalgas firmes y redondas.

La universitaria estaba simpática, se veía bien buena onda, su carita asi como coqueta me daba confianza.

Ademas tenia una nariz afiladita, quizás eso era lo que la hacia bonita.

El caso es que el vagon aun no estaba lleno, pero al pasar por Hidalgo se atasco de gente y al abrirse las puertas la multitud de afuera se atascó junto con los que íbamos adentro, yo jamas me separé de la universitaria y yo ya sabía perfectamente que en la sig. estación se atasca mas cabrón.

Asi que yo ya tenia mi mano preparada esperando el momento adecuado, la gente empujó a la universitaria hacia atrás, osea hacia mi y pues su culo comenzó a tallarse con mi mano.

Empecé a sentir la redondez de sus nalgas, muy ligeramente movia mi mano tallándola con sus nalgas, el tacto que sentía en el dorso de mi mano era muy agradable, sentía la tela de vestir delgadita de su pantalón como una segunda piel, comencé a ubicar la raya de su culo y sentir esa rajita era algo fascinante. Todo esto lo hice de una manera muuuy suave, apenas estaba tanteando el terreno, la nena seguía mirando hacia el frente y pues yo le seguí, ahora con mas entusiasmado seguí explorando su culo y tallé sus nalgas de una forma mas atrevida.

El dorso de mi mano estaba sintiendo un roce exquisito, mi verga ya estaba bien erecta, pero era imposible sacármela, la verdad no pude y pues tuve que conformarme con rozarle sus nalgas con mi mano y recargar mi dedo en la raya de su culo.

También con mis dedos exploraba ese pliegue carnoso que se forma por la unión de la pierna y la nalga.

Ese pliegue esponjocito comencé a presionarlo como si fuera un botón, recargaba el dorso de mi mano en esa partecita.

Se sentía delicioso sentir esa parte suavecita, se la presionaba disfrutando esa suavidad alcochonada.

Después seguí frotando sus nalgas de un lado a otro, no íbamos tan apretados, pero si muy pegados y con el movimiento del vagon yo restregaba toda mi mano en sus nalgas.

En una de esas la culona universitaria quizo voltear y ligeramente giró su cabeza, pero al parecer se arrepintió y ya no volteó.

Cosa que me permitio aprovecharme de sus nalgas en estos últimos instantes ya que en la siguiente estación se vacía el vagon.

Así que me atreví a pasarle mi mano en sus nalgas descaradamente, y la alumna seguía inmóvil y con cierta dulzura frotaba sus pompis y hasta sentí cosquillas en el estomago y escalofríos en la espalda, la sensación de palpar estas nalgas tan carnosas era sumamente una delicia.

La linda estudiante de derecho, osea, la futura abogada parecía estar disfrutando o soportando que yo le fuera tocando su culo.

Poco a poco el metro comenzó a detenerse y abrió sus puertas, en esos segundos de presión al querer salir le di una buena manoseadota a sus nalgas, mi linda victima se fue quizás toda chapeada pues ya no logré verle su carita.

Le estuve pasando mi mano en todo su culo y ella parecía soportarlo, que sensación tan exquisita sentir esas nalgas envueltas en ese pantalón negro de vestir bien delgadito y pegadito.

Obviamente quedé todo chorreado por dentro y ya puedo tener el placer de decir "Yo ya manosee a una universitaria bien culona"-

La neta, yo me dedico a esto ya que estoy desempleado y pues me la paso en el metro cazando culonas jóvenes.

Me fascinan las chaviitas de prepa y las Universitarias

0% (0/1)
 
Posted by AXCED
10 months ago    Views: 576
Comments
Reply for:
Reply text
Please login or register to post comments.
No comments